La protectora de San Luis se solidarizó con la asociación

“Quiero apoyar a los socios para que no entreguen la canera. Quiero solidarizarme públicamente. Estoy realmente indignada”, dijo la fundadora de APA San Luis, Nelly García Quiroga.
Tras el anuncio de que el Ejecutivo manejaría a partir de este año la canera municipal, administrada desde hace tiempo por la Asociación Protectora de Animales (APA), las voces de repudio se hicieron eco en la capital puntana. La fundadora de APA San Luis, Nelly García Quiroga, se solidarizó con el grupo de socios villamercedino y resaltó el esfuerzo que realizan, desde sus inicios, los integrantes de la agrupación local.

“Quiero apoyar a los socios para que no entreguen la canera. Quiero solidarizarme públicamente, yo sé lo que le costó a Mari, la fundadora de la asociación en Villa Mercedes levantar la protectora, han hecho mucho, no tienen por qué quitárselo. Estoy realmente indignada”, manifestó la responsable de la canera en la ciudad de San Luis. Nelly fundó hace más de treinta años, la asociación sanluiseña y actualmente mantiene, según reveló, por sus propios medios -con gastos de más de tres mil pesos mensuales-, los más de doscientos perros que acoge la perrera.

La Secretaría de Gobierno Municipal le notificó la semana pasada a la APA que no le renovaría el convenio que venció el 31 de diciembre de 2008. De acuerdo a las explicaciones oficiales, el municipio impulsó esa medida porque considera “que las tareas deben ser desarrolladas por el Estado, ya sea en el mantenimiento, control y limpieza” de la perrera.

Ante esta decisión del municipio, los socios adelantaron que no abandonarán el predio debido a que hay un acuerdo firmado en 1993 con la intendencia, que les posibilitaría el cuidado de los perros hasta el 2013.

De acuerdo a las declaraciones de la presidenta de APA Edith González, la decisión de la municipalidad de administrar la canera es un castigo por el proyecto que, a fines del año pasado, la institución presentó al Concejo Deliberante. En el documento, la protectora proponía destinar el dos por ciento de las tasas municipales y de Obras Sanitarias Mercedes (OSM), a la asociación, que hasta ese momento subsistía con un presupuesto de 3,800 pesos. Los fondos se utilizarían para el cuidado de los cientos de animales que posee la perrera, para hacer controles, vacunaciones y castraciones masivas.

“Ellos están acostumbrados a que nadie les diga nada y como nosotros nos movilizamos, la intendenta tomó represalias”, sentenció González días atrás. Actualmente unos 800 perros conviven en la canera municipal.

Comentá la nota