Protección internacional para lagunas del oeste catamarqueño

Las lagunas del oeste catamarqueño recibieron protección internacional al pasar a integrar la Convención Ramsar, una entidad conservacionista conformada por 158 países. Se trata de las denominadas "Lagunas altoandinas y puneñas de Catamarca", ubicadas en la Reserva de Biósfera Laguna Blanca, a unos 370 kilómetros de la capital.
La categorización fue solicitada a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Argentina que se designe como Sitio Ramsar al área de lagunas de la puna catamarqueña. La zona con nuevo estatus de protección es un área cuya altitud oscila entre los 3.010 y 6.885 metros sobre el nivel del mar.

Incluye las lagunas de Carachi Pampa y Los Aparejos, entre otras, además del cerro Laguna Blanca y el volcán Ojos del Salado, humedales que se hallan en los departamentos de Antofagasta de la Sierra, Belén y Tinogasta.

El área comprende 1.228.175 hectáreas, y posee una característica particular de ambiente volcánico, con más de 20 cumbres que superan los 6.000 metros de altitud.

Es una zona de humedales, donde el agua es el principal controlador del medio, la vida vegetal y animal asociada a él.

Estos humedales se forman donde la capa freática está en la superficie terrestre o cerca de ella, o donde la tierra está cubierta por aguas poco profundas.

Son sitios de gran productividad de plantas acuáticas y forrajes y se encuentran especies raras con un alto grado de especialización.

Según un informe elaborado por la dependencia ambiental catamarqueña, en esta región habitan tres especies de animales vulnerables: la parina grande, vicuñas y el gato de los pajonales.

Además hay especies amenazadas en serio riesgo de extinción como la parina chica, el flamenco austral y el sury.

Comentá la nota