Protección ambiental a las áreas de futuras tomas de los acueductos

La medida del gobierno santafesino contribuirá a asegurar la calidad de agua para el consumo humano. Los alcances de la resolución firmada por el ministro Ciancio. Las tomas, en su mayoría, están ubicadas sobre el río Paraná.
El Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente estableció la protección ambiental de las áreas próximas a las futuras obras de toma de agua del Sistema Provincial de Grandes Acueductos, que proveerá agua potable a los habitantes de la provincia de Santa Fe.

La medida, dispuesta a través de una resolución firmada por el ministro Antonio Ciancio, apunta a asegurar la protección de la calidad del agua de los caudales próximos a las localidades en las que se instalarán las futuras obras de toma, en su mayoría, ubicadas sobre el río Paraná.

El secretario de Aguas, Hugo Orsolini, expresó que “si bien la construcción del sistema provincial de acueductos demandará no menos de 15 años, es decisión del gobierno empezar a hacerlo ya. A partir de la resolución firmada por el ministro, hemos comenzado a conversar con las autoridades de los municipios y comunas en las que se localizarán las tomas para ponerlas en conocimiento y trabajar en conjunto en pos de la preservación de la calidad del agua de los ríos en los que se localizarán las obras de toma”.

Por su parte, el secretario de Medio Ambiente, César Mackler dijo que “quedan establecidas las condiciones a las que deberán ajustarse los vertidos de efluentes, tanto de origen industrial como domiciliario, con el objetivo de asegurar que esas descargas no alteren el mantenimiento de los estándares de calidad del agua cercanos a las futuras obras de toma”.

Agregó que para garantizar la calidad de agua, cualquier nuevo emprendimiento industrial que vierta sus efluentes al río “deberá ubicarse a no menos de dos kilómetros de distancia aguas arriba y/o un kilómetro aguas abajo para no alterar la calidad del agua”.

En cuanto a las actividades que actualmente se encuentran funcionando en terrenos cercanos a las futuras obras de toma, esta medida permitirá advertir con la debida anticipación que deberán ajustar su funcionamiento en cuanto al vertido de efluentes a fin de no alterar los estándares de calidad de agua.

Sistema de Acueductos

El gobierno decidió cambiar el anterior proyecto de grandes acueductos por un sistema provincial de acueductos que comprende 12 sistemas que permitirán distribuir agua potable a las poblaciones. La fuente de captación es, en todos los casos, el río Paraná, a excepción del que abastecerá el noroeste provincial; en este caso la toma de agua estaría ubicada sobre el río Dulce, en Santiago del Estero, en un emprendimiento conjunto con esa provincia.

La construcción de estos sistemas demandará fuertes inversiones y un largo período de ejecución, que se ha estimado en el orden de los 15 años.

Actualmente, está en su etapa final de construcción el sistema Acueducto Centro, cuya obra de toma y planta potabilizadora se encuentra en la localidad de Monje. Se estima que para diciembre de 2008 comenzará a operar.

El 20 de agosto pasado, se reanudaron las licitaciones de la primera etapa de los sistemas Norte 1, Sur 1 y Sur 2, cuyos proyectos ejecutivos fueron elaborados por los equipos técnicos del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente. La apertura de sobres se realizará el 10 de noviembre de 2008 en el salón Blanco de la Casa de Gobierno y su construcción está prevista para 2009.

Para el desarrollo del proyecto ejecutivo del sistema Noreste 2, la provincia firmó un convenio con la Facultad Regional Reconquista de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), mientras se gestionan recursos económicos para comenzar su construcción durante 2009.

En tanto, para el sistema Noroeste, el gobierno rubricó un convenio con la provincia de Santiago del Estero y el Consejo Federal de Inversiones (CFI) para desarrollar un proyecto de ejecución conjunta con obra de toma en el río Dulce, a la altura de la localidad santiagueña de Atamiski.

Por otra parte, equipos técnicos del ministerio comenzaron a trabajar en los proyectos ejecutivos del sistema Noreste 3 y antes de fin de año se comenzarán los estudios preliminares para la ejecución del sistema Sur 2.

Las prestaciones de los sistemas comprenden una dotación de 200 litros por habitante y por día para consumo humano. En los sistemas del norte santafesino, se prevé la incorporación de caudales para consumo de haciendas, y en algunos de los sistemas del norte, centro y sur provincial se incorporarán caudales para consumo industrial.

Comentá la nota