Prostitución: Sachetto subrayó que debe actuar la Policía

El secretario de Gobierno recalcó que la misma letra de la anterior ordenanza que regulaba la actividad en las whiskerías "presuponía" el ejercicio de la prostitución. Y, ante la consulta de EL DIARIO, señaló que es la Policía la que tiene competencia en los prostíbulos

Sachetto dijo que con la primera clausura se revocará la habilitación de los cabarets

El secretario de Gobierno de la Municipalidad de Villa María, Rafael Sachetto, confirmó ayer que no existen en la ciudad whiskerías en las que no se ejerce la prostitución, y afirmó que "la propia letra" de la ordenanza que las regulaba hasta diciembre "presuponía el ejercicio del trabajo sexual", ya que "no permitía a las mujeres retirarse de esos establecimientos" hasta media hora después del cierre de los locales.

Con la norma sancionada a fines de 2009, se persigue a quienes explotan sexualmente a personas, buscando erradicar ese delito. Este es uno de los primeros municipios de la Argentina que se animó a tocar un negocio macabro que mueve muchísimo dinero y que tiene, evidentemente, la complicidad de policías, jueces y fiscales.

Sachetto participó ayer de una reunión con vecinalistas por otro tema en el Salón Blanco del ex Palace Hotel y a la salida fue abordado por periodistas que le volvieron a preguntar sobre la trascendental norma aprobada por el Concejo Deliberante el 29 de diciembre pasado y que surgió de una reunión que el funcionario había tenido semanas antes con el intendente Eduardo Accastello.

Sachetto remarcó que "con la anterior legislación -que quedó derogada por la nueva norma- se requerían tres clausuras para hacer caer la habilitación" de estos reductos nocturnos, pero ahora con una clausura se pierde la habilitación.

"Si se detecta que en el lugar se ejerce la prostitución, se pierde definitivamente la posibilidad de continuar funcionando", señaló el titular de la cartera de Gobierno.

La nueva ordenanza precisa el grado de luminosidad, los espectáculos que puede haber, el horario de funcionamiento, entre otros aspectos, y establece que "no puede vivir nadie allí": "No pueden existir habitaciones continuas ni contiguas", puntualizó Sachetto, quien aclaró que el municipio sólo puede ingresar al local habilitado y no a las habitaciones, que es competencia de la Policía.

"Por eso se trabajará con la Policía", agregó.

Consultado si ya se realizaron inspecciones desde que rige la flamante norma, explicó que "recién ahora se producirán, ya que la ordenanza tuvo sus pasos hasta entrar en vigencia".

Luego, cuando EL DIARIO le preguntó sobre la presencia de prostíbulos en la ruta pesada, recalcó que "el municipio no puede hacer nada" en este sentido.

"Es a la Policía a la que le toca actuar. Son ilegales y contravienen la ley de profilaxis provincial", afirmó.

Según Sachetto, "hay muchos locales clausurados y otros tantos que funcionan camuflados", pero reiteró que "no podemos hacer nada porque no es de nuestra competencia".

Consultado sobre si cree que la Departamental General San Martín lleva a cabo los procedimientos necesarios para combatir la existencia de estos reductos, señaló que "hacen procedimientos" y evitó entrar en polémicas.

@Aquellas declaraciones sobre los proxenetas...

El 17 de marzo del año pasado, el por entonces titular de la División Investigaciones de la Departamental General San Martín de Policía, comisario Abel García, realizaba serias declaraciones sobre la prostitución en la ciudad.

En una entrevista con EL DIARIO, cuestionó severamente el proceder de los tres fiscales de Instrucción de la ciudad, Félix Martínez, Gustavo Atienza y Daniel Del Vö, a quienes sindicó como responsables de que los prostíbulos continuarán funcionando tras las respectivas clausuras.

En el marco de la nota, recalcó que "observamos la abundante entrada de dinero de rufianes de la ciudad y de la zona, que se manejan en vehículos cero kilómetro de 150 mil pesos. Se les ha probado el enriquecimiento ilícito, eso está en expedientes" y puso en evidencia, como ningún alto funcionario policial antes, la ausencia de persecución del Estado al delito de la explotación sexual de personas.

Sus dichos lo alejaron de su labor en Villa María, fue licenciado y luego trasladado.

Antes, las Hermanas Adoratrices le habían revelado a La voz del interior que una red de proxenetas traía a chicas a la ciudad, les cambiaban la identidad y falseaban sus edades.

Ahora, el municipio realiza una fuerte avanzada en la lucha contra la trata de personas, pero siguen quedando muchos flancos abiertos para los que viven de la esclavitud sexual.

Comentá la nota