Se prorrogó el régimen de retiro voluntario con la eliminación de vacantes en el Estado.

Con la determinación de que las vacantes que se produzcan sean eliminadas de la planta de personal, el Ejecutivo provincial amplió por seis meses el régimen de retiro voluntario que estuvo vigente durante todo el año pasado, pero que aún no logró los efectos deseados. Mediante decreto 15/09 sellado por la gobernadora Fabiana Ríos y el ministro de Trabajo, Marcelo Echazú, se prorroga el régimen que fue establecido con la normativa 2048/08 con el objeto de lograr una “reducción del gasto público que no implique afectación de derechos subjetivos de los agentes públicos”. Además del retiro voluntario, el régimen establece una licencia extraordinaria para todo agente de la administración pública provincial.
Esa licencia implica que cobren sus salarios -sin quita alguna-, sin prestación de servicios, durante un año, plazo que se les brinda para evaluar su inserción en el sector privado.

Se establece que la falta de pago de una cuota a quienes se acojan a este régimen obligará al Estado a reingresarlo nuevamente a su cargo, “con las liquidaciones y compensaciones pertinentes en idénticas condiciones que se le reconocían al momento de su desvinculación o de iniciar las acciones judiciales correspondientes a los daños y perjuicios sufridos”.

El decreto que aprueba la prórroga subraya que “las vacantes que se produzcan con motivo del régimen de retiro voluntario no podrán ser cubiertas, quedando automáticamente suprimidas de la planta de personal de la administración”.

Antes de esto, el Gobierno provincial había establecido que las vacantes surgidas por los retiros voluntarios sean absorbidas por el Ministerio de Economía, para proceder a ocuparla en caso de necesidad del Estado.

Comentá la nota