Se prorrogó la conciliación obligatoria en el conflicto de General Motors y Smata

El Ministerio de Trabajo resolvió ayer por la noche prorrogar hasta el 26 de diciembre la conciliación obligatoria entre la empresa General Motors y el sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), informaron fuentes gremiales.
El conflicto entre las partes tiene su origen en el despido de 435 trabajadores, efectuados el 24 de octubre, de la planta ubicada en el parque industrial de la localidad santafesina de Alvear, a 15 kilómetros al sur de Rosario.

Durante la jornada de ayer, las partes mantuvieron desde horas tempranas una nueva reunión para tratar de buscar una solución y se acordó a continuar las tratativas los próximos días.

Las mismas fuentes señalaron que el conflicto se encuentra trabado porque los directivos no quieren incluir a 60 trabajadores contratados que fueron desafectados entre el 17 de octubre y el 24 de noviembre, fecha esta última en que el Ministerio de Trabajo dictó la primera conciliación después de haberse agotado las instancias de la Secretaría de Trabajo de Santa Fe.

Además, está en discusión la continuidad laboral de unos 150 operarios que actualmente están asignados al Chevy Club, realizando tareas de capacitación y que serán licenciados cobrando sus haberes normalmente hasta los primeros días de abril.

Por otra parte, debe recordarse que la crisis se inició el 17 de octubre pasado, cuando fueron despedidos dos operarios de la planta y luego se agravó con el despido de los otros 435. La empresa en esa oportunidad adujo la crisis internacional automotriz con el agravante que el vehículo Vitara se dejaba de fabricar en Santa Fe.

Comentá la nota