Prorrogan las concesiones de balnearios en Pinamar

Todas las unidades turísticas fiscales del municipio de Pinamar caducarán en 2010. Así lo determinó el Concejo Deliberante local luego de aprobar una prórroga por un año a 12 concesionarios que habían caducado su permiso de derechos y obligaciones para la explotación de balnearios, restaurantes y otras actividades comerciales que se realizan en la playa.
De esta manera, en la última sesión ordinaria, el cuerpo legislativo autorizó por mayoría la continuidad de los actuales empresarios aunque también dispuso un incremento del canon que cobra el municipio. El nuevo valor contempla una suba de entre el 20 y 60 por ciento, de acuerdo a lo expresado desde el sector privado.

Jaime Linares, concesionario de un parador pinamarense, explicó que “incluía 12 concesionarios que estaban en distintas condiciones de los concesionarios anteriores, que el año pasado se le dio la prórroga por 3 años hasta 2010. Como siempre se utilizó la Ley Orgánica que otorgaba al Ejecutivo la facultad de prorrogar por un tercio del período original había concesiones que vencían año a año y entonces se establecía un desfasaje”. El proyecto de ordenanza contó con el apoyo de 5 concejales del oficialismo menos el edil justicialista Víctor Pardo quien se retiró de la sala al momento de votar. Asimismo el bloque del MUPP decidió abstenerse.

“Los montos se aumentaron todos. Desde el 60 al 100 por ciento, los paradores del norte pagan el doble, en el caso mío solamente el restaurante es un 60 por ciento. El aumento es una actualización, no se rige por costo de vida. Han establecido comparaciones con otros valores que pagan los concesionarios y un poco se emparejó. No estoy conforme con el monto, entiendo que es mucho pero las condiciones eran esas y esto es un contrato de adhesión: o lo tomás o lo dejás”, indicó Linares. “Tenés que trasladar todos los costos fijos, por supuesto que no es directo, es un porcentaje pero se lo tenés que trasladar a los servicios y en definitiva lo termina pagando el usuario y no es muy saludable. Hay dificultades de recursos en la Municipalidad, las cuentas no están demasiado bien, de todos modos son ellos los que gobiernan y ponen las reglas”, reflexionó.

Aumento tarifario

Respecto a los alquileres, el empresario confirmó que una carpa en la temporada, entre el 1 de diciembre y el 31 de marzo, costará 5 mil pesos. “Aumenté el 20 por ciento y a mí me aumentaron el 60 por ciento, es decir que no es un traslado directo del costo del canon a la tarifa, tiene una incidencia”, remarcó Linares. Al igual que en otros rubros turísticos como hotelería, gastronomía e inmobiliarias, los concesionarios de playa coincidieron en que hasta el momento “no hubo una avalancha de consultas, estamos en un letargo como en el resto del país, estamos esperando a ver qué pasa. Considero que hay mucha gente que está colocada en dólares y especula con que en diciembre se puede cambiar mejor y en consecuencia no se han cerrado muchas operaciones”.te el rest

Comentá la nota