Prórroga del impuesto al cheque: Jaque deberá prenderle velitas al hombre fuerte de Olivos

Finalmente la Cámara de Diputados de la Nación aprobó la prórroga del impuesto al cheque sin mejorar su coparticipación. Esto le hará perder a Mendoza casi 300 millones de pesos el año entrante. Además, recibirá sólo una quinta parte de lo que le aporta al fisco nacional. ¿Alcanzará la compensación en obras que recibirá Jaque de Néstor Kirchner por su disciplina política?
La prórroga del Impuesto al Cheque consiguió media sanción esta tarde en la Cámara de Diputados de la Nación. Lo que asegura, si supera también la prueba del Senado, dos realidades: por un lado, más poder económico para el matrimonio Kirchner en el año electoral que se viene; y por el otro, más viajes a Buenos Aires para el gobernador Celso Jaque, quien deberá ir a buscar a Olivos lo que no impulsó por la vía de las leyes.

Los economistas catalogan como “distorsivo” al tributo que creó Domingo Cavallo en 2001. Pero aunque absolutamente todos renieguen de la herencia del ex ministro de Economía, los Kirchner nunca hablaron de modificar este régimen. Lógico: la torta de dinero recaudado fue creciendo en los años siguientes, lo que siempre les aseguró una caja fenomenal. Y está previsto que en 2009 genere unos 22.000 millones de pesos.

Ilógico era que la Casa Rosada modificara su política justo cuando tiene que revalidar el poder en las urnas el año próximo. Pero la pregunta es: ¿Dónde estuvieron los diputados por Mendoza durante el debate de este tema? ¿Qué intereses defendieron desde las bancas? ¿Pensaron en los beneficios o perjuicios para la Provincia?

Un dato obvio: los cinco kirchneristas (Patricia Fadel, Guillermo Pereyra, Daniel González, Susana Genem y Jorge Alvaro) votaron a favor de mantener la distribución del impuesto tal cual entre la Nación y las provincias.

Por eso ellos, que hasta aquí se mantuvieron en total silencio, deberían explicar en qué favorece a la provincia los siguientes ítems de la norma aprobada:

1) Mendoza recibirá en 2009, pesos más o menos, sólo 130 millones por coparticipación del impuesto al cheque. Los siete proyectos opositores proponían coparticipar de manera plena el impuesto, por lo cual Mendoza pasaba a recaudar unos 400 millones.

2) La Provincia aporta al fisco nacional, según algunos estudios, cerca de 600 millones de pesos al año por operaciones que pagan este viejo impuesto. ¿Es justo que reciba apenas una quinta parte de ese dinero de la Nación para solventar las políticas públicas de Mendoza?

3) ¿Realmente ayudan votando positivo a la gestión del gobernador Celso Jaque, a quien la Casa Rosada todavía le debe los 40 millones de pesos para seguridad que prometió durante la campaña electoral? (vale aclarar que Jaque no pidió que votaran en contra y hasta habría impulsado que acompañaran el proyecto oficial)

4) Sabían que sus colegas en Mendoza debaten en estos días en la Legislatura si usarán o no una parte del Fondo Anticíclico provincial, donde hay 185 millones de pesos? Que llegaran el año próximo desde las siempre opulentas arcas nacionales casi el doble de plata, ¿no ahorraría esta discusión, que compromete el único ahorro legítimo de Mendoza?

Mientras conseguimos respuestas para este breve cuestionario por parte de los representantes de Mendoza en el Congreso Nacional (y si es posible, de todos sus antecesores que votaron a favor del modelo actual del impuesto, sin tener en cuenta los intereses de Mendoza), ahora hay que esperar que el muy promocionado plan de obras que anunciará en breve el Gobierno Nacional compense al menos en parte el hueco que le dejará a esta provincia, siempre relegada respecto de los recursos.

También se puede aspirar a que Jaque revierta una fatídica tendencia: siempre se disciplinó políticamente a los Kirchner, sin recibir a cambio nada, o muy poco.

Comentá la nota