"Si no se prorroga la ley, se activan desalojos en el oeste"

Reacción: el MALUT realizó una asamblea de puesteros y pidieron la prórroga de la ley que suspende desalojos. Otra organización los cruzó acusándolos de conspirar contra una solución de fondo. Pero ayer aclararon que también bregan por una solución de fondo, pero no quieren que haya vacíos legales que faciliten los despojos.
El Movimiento de Apoyo a la Lucha por la Tierra (MALUT) sostuvo ayer que si no se prorroga la ley que suspende los desalojos en el oeste pampeano hasta que una norma de fondo solucione la situación de los poseedores originarios, en noviembre se reactivarán los desalojos y despojos de tierras.

Los miembros de MALUT habían presentado en la Legislatura firmas de los puesteros de Paso Maroma con esa petición. Pero ayer salieron a aclarar que ese reclamo no colisiona con la idea de conseguir una solución definitiva, de fondo, como planteó hace un par de días otra organización, el Movimiento de Puesteros del Oeste, ligados al legislador de la Coalición Cívica, Juan Carlos Scovena.

La nota que llevaron a la Legislatura se firmó en una asamblea de puesteros realizada el 28 de marzo y no fueron engañados, como se sugirió, indicaron los miembros de MALUT. Además, destacaron que también se pidió en el escrito "el tratamiento de una ley que regularice la posesión y propiedad de nuestras tierras".

La Ley 2.404 tiene fecha de vencimiento: setiembre de este año. En MALUT, junto a los puesteros de Paso Maroma, sospechan que para esa fecha no habrá otra ley, de fondo, que les asegure la propiedad de sus tierras.

No dudan sobre las consecuencias. "Se van a activar los juicios por desalojos. Nosotros intervenimos para frenar desalojos que se iban a concretar el año pasado. Entendemos que se reactivarían los procesos y los puesteros serían desalojados", dijo ayer uno de los abogados que integra el movimiento.

"La situación es inminente, se pide la prórroga pero también un tratamiento definitivo. Trabajamos hace muchos años en estos, es irresponsable decir que representamos intereses foráneos o inmobiliarios", añadió.

En Paso Maroma estuvieron presentes familias de puestos cercanos que sufren amenazas concretas de desalojos. "No está en nuestra identidad adjudicarnos la representación corporativa de ningún sector social y tampoco apuntamos mediante nuestro trabajo a ningún interés foráneo, inmobiliario, ni electoralista", advirtieron.

Y señalaron que "tampoco estamos en contra de la unidad de los puesteros del oeste".

"Acompañamos y apoyamos la unidad y organización de los puesteros para lograr solucionar la problemática de la tierra, de la comunicación, de la educación, de la salud, de la producción, del acceso al agua y de otras necesidades que padecen los habitantes del oeste pampeano", concluyeron.

Comentá la nota