Las propuestas de las 14 fuerzas en pugna caben en sólo 52 carillas.

Lo que debería considerarse un manifiesto de programas y de proyectos políticos se convirtió en un mero trámite legal. La presentación de las plataformas se resuelve en pocas carillas que, en algunos casos, parecen ser copias de documentos que fueron presentados en comicios anteriores.

Las plataformas electorales, que en 1983 eran pequeños libros en los cuales los partidos políticos exponían sus bases de acción política y sus programas de gobierno, se han convertido hoy en meros formalismos: son presentadas junto con las listas de candidatos ante la Justicia Electoral Nacional porque así lo exige la ley.

En consecuencia, hay agrupaciones como el Acuerdo Cívico y Social que, por todo programa, presentó un decálogo que ocupa una carilla. Ese es el mismo caso del Partido Federal y del Partido Humanista, que antes que un conjunto de propuestas exponen, más bien, una declaración de principios, proclama que configura un capítulo aparte en la documentación de fuerzas como el Frente para la Victoria (11 páginas).

Ahora bien, el alperovichismo parece haber presentado para los comicios del 28 de junio la misma plataforma de algún año en el que el peronismo no era oficialismo. Sólo así puede entenderse el siguiente párrafo: "La economía actual del país no provee empleo suficiente a una población económicamente activa. Esta situación niega a muchos argentinos una existencia digna sostenida con el esfuerzo de su trabajo". O el que aparece después: "El crecimiento económico del país y de Tucumán requiere, por parte del sector público, un gran esfuerzo que invierta la opinión de que nuestro país aporta un riesgo adicional, derivado de la alta cuota de corrupción e ineficacia político-administrativa".

Libres del Sur desarrolló sus propuestas en 11 páginas e Izquierda Unida (tres páginas) y el Partido Obrero (dos páginas) reivindicaron en las suyas las banderas clásicas de su sector. El Partido de los Trabajadores Socialistas (tres carillas), en cambio, dedica la mayor parte de su planteo a criticar al gobierno kirchnerista, a la CTA, a la CGT y a otros partidos de Izquierda.

Unión PRO-Federal (seis carillas) parece haber acudido a la vieja plataforma de alguno de los socios. Tal vez por eso no hay mención alguna a las retenciones a las exportaciones y, a la vez, se propone disminuir los costos de las desaparecidas AFJP. A la vez, contra toda la prédica de Fernando Juri para justificar los gastos de la Legislatura cuando él la presidía, se propone "limitar los gastos y las facultades de designación de personal de los cuerpos legislativos".

FR (dos carillas) apela a propuestas de neto corte provincial, como el capítulo "Democracia de base municipal". El Partido Laborista (tres carillas) hace un planteo mixto, ya que propone proyectos de índole federal (canalizar las aguas del Bermejo), pero a la vez propone que se construya una autopista entre El Tala y Huacra.

Alianza con CO.VOS (dos carillas) presentó un manifiesto sobre institucionalidad, federalismo y justicia social. El Partido de la Independencia (cuatro carillas) reclama recuperar las Malvinas, promover el crecimiento de la población y "deshechar" la Doctrina de la Seguridad Nacional.

Pueblo Unido (dos carillas) presentó una plataforma en la que defiende las economías regionales y promueve una reforma del Código Penal para bajar la edad para la imputabilidad de los menores.

Los electores pueden acceder a esta documentación en la página web del Poder Judicial de la Nación (www.pjn.gov.ar). Las propuestas y los compromisos de las 14 fuerzas caben en sólo 52 carillas.

Comentá la nota