Propuestas: La Coalición y la seguridad.

La siguiente es la propuesta para seguridad que formula el partido La Coalición. Roberto Vélez, candidato a diputado provincial por esa agrupación, fundamenta sus ideas.
Los candidatos de los partidos tradicionales no hablan de seguridad. A lo sumo balbucean. Lo que constituye una actitud correlativa al fracaso de unos y otros en relacion a la problematica.

Lo cierto es que han gobernado la provincia 26 años. 12 los radicales. Y 14 los justicialistas. Y los democratas han cogobernado.

Y en el tema puntual que nos ocupa, son corresponsables de la frustrada reforma anunciada en las postrimerias del gobierno de Lafalla, asediado por sectores de una cupula policial comprometida con el gatillo facil, la corruptela y asonadas armadas contra el gobierno provincial.

Ninguno de los referentes fundacionales acertaron con la definicion correcta de Politica de Estado. Ni Cazaban, ni Bruni, ni Aguinaga. No es como definieron en conjunto, "el que gana gestiona, el que pierde controla". Desproposito conceptual al que correlativamente siguieron las debilidades e inconsecuencias radicales. Que fue cediendo posiciones frente al autoritarismo, civil y uniformado. Para terminar entregandole, durante la administracion Cobos, la jefatura a un uniformado. Reivindicacion fundamental de la contrareforma. ¡ Asi estamos!

Lo conceptual positivo de aquella transformación, fue sustituido por la improvisación y la mentira. De lo que constituyen expresion simbolica Jaque, Aguinaga, Rico y Ciurca.

La impericia y la inconsecuencia frustro una esperanza democratizadora.

¿Qué pueden decir que no hayan dicho? ¿Qué pueden prometer que no hayan prometido?

Nosotros, que hablamos de seguridad publica desde hace rato y tambien ahora, proponemos una autentica Política de estado para la seguridad publica provincial. Democratica, plural y fundamentada en el consenso. No hay otra manera. Ningun partido político por si solo resolvera las dramaticas circunstancias que a diario se viven.

La seguridad y la vida de las personas constituyen valores superlativos consagrados por la Constitucion del 16, que no pueden estar dependiendo de vaivenes partidistas. Mucho menos electorales.

Deben gestionar los mas capaces, los mas energicos, los mas democraticos. Pudiendo o no ser parte del oficialismo de turno. Y necesitan, para obtener exito progresivo en la etapas inmediatas y en las de mas largo plazo, apoyo pólitico y social. Y estrecha coordinacion con los otros dos poderes del gobierno. Que deben comulgar con la filosofia que se adopte.

Política de Estado para una auténtica reforma.

No hay otra manera de encarar una coyuntura acechada por crímenes diarios que atentan contra la sociedad. Pero tambien, contra la propia institucionalidad.

Comentá la nota