Propuesta para salvar empleos

El delegado de los trabajadores dijo que hoy habrá una reunión con el inversor, y llevarán una alternativa a la rebaja de sueldos. Mientras tanto, las esposas de los obreros se organizaron, y llegaron a Rosario para difundir su lucha.
Veintiún mujeres, todas ellas esposas, madres, hermanas de uno o más trabajadores de la firma Paraná Metal de Villa Constitución, la vieja Metcom que se conoció antes y durante la última dictadura militar, expresaron ayer, en la sede de la CTA Rosario, su disposición a seguir "en la lucha porque no se pierdan los puestos de trabajo pero que tampoco se rebajen los salarios y que se cobre la quincena y el aguinaldo ya caídos". La rebaja salarial que pretende la patronal es del 33 por ciento en los haberes de sus empleados. Uno de los delegados del personal, Leandro Del Greco, que en el día de hoy participará de una reunión en la UOM Nacional con el que se conoce como representante del posible nuevo inversor, afirmó que se presentará una propuesta distinta, referida a la reorganización del salario, que podrá tener incidencia en los futuros aumentos -a tono con la escala salarial de los metalúrgicos en general-, pero que no contemplará la rebaja de los salarios actuales.

La sede de la CTA Rosario, en San Lorenzo 1879, fue ayer el ámbito de reunión de muchas mujeres que llegaron desde Villa Constitución y que -convocadas por una de ellas-, Ramona Chávez, se constituyeron en diciembre pasado, justamente, en el movimiento de mujeres en lucha de Paraná Metal. Tal vez uno de los datos más interesantes de la visita del contingente a Rosario fue la contagiosa decisión de dejar la exclusiva actividad en el ámbito doméstico -en la mayoría de los casos fue así-, para pasar a ocupar el territorio de lo público, protestar contra la pretendida rebaja salarial y dejar en claro que sus familiares, los trabajadores "han puesto todo, hasta su vida en pésimas condiciones laborales, para ahora estar sufriendo la injusticia de pasar hambre con sus familias". Las mujeres señalaron que la solidaridad de los villenses se puso en claro cuando hubo que salir a la calle en la marcha multitudinaria que reunió a miles de manifestantes el 19 de diciembre pasado.

Ramona Chávez, quien tiene a su esposo e hijo como dependientes de la fábrica, informó que a los trabajadores de Paraná Metal se les adeuda una quincena y el medio aguinaldo que debieron cobrar en diciembre y puso especial énfasis, como luego lo harían sus compañeras, en señalar la figura de José Cenoz, presidente del actual directorio, como el máximo responsable "de la actual situación de desesperación. El hilo se corta siempre por lo más delgado, los trabajadores, los mismos por los cuales la empresa pudo funcionar y producir durante tantos años".

El Movimiento de Mujeres de Paraná Metal denunció además que el Ministerio de Trabajo de la Nación otorgó un subsidio de 600 pesos para cada uno de los empleados, que la empresa pagó, pero descontó en la quincena siguiente.

El delegado de los trabajadores Leandro Del Greco, quien a la vez es secretario de organización de la UOM de Villa Constitución, adelantó a Rosario/12 que hoy a las 12 habrá una reunión en la sede del gremio nacional, con Carlos Leone, representante de un posible inversor que fue acercado por el secretario de Comercio Interior de la Nación, Guillermo Moreno. A Leone se le planteará una propuesta surgida desde la UOM de Villa. Del Greco puntualizó: "Tenemos un convenio especial conseguido hace años con algunas categorizaciones internas que están por encima del convenio nacional. El planteo es no tocar los actuales salarios sino rediscutir la forma en que se incorporarán los nuevos aumentos".

Comentá la nota