Propuesta para no endeudarse

Propuesta para no endeudarse
La medida alcanzaría a los plazos fijos que superan los 100 mil pesos y las operaciones de compraventa de acciones, bonos y obligaciones negociables. Es una alternativa para que el déficit no derive en endeudamiento.
En la ciudad de Buenos Aires tienen un proyecto de reforma fiscal que propone gravar la renta financiera. La medida alcanzaría a los plazos fijos que superan los 100 mil pesos y las operaciones de compraventa de acciones, bonos, obligaciones negociables y otros títulos operados en la Bolsa porteña. Las modificaciones prevén una recaudación de 1880 millones de pesos. La iniciativa no la presentó el jefe de Gobierno, que propone endeudarse para financiar obras públicas y "eventuales" mejoras salariales, sino los legisladores opositores Eduardo Epszteyn (Diálogo por Buenos Aires) y Martín Hourest (Igualdad Social).

Si se aprueba la iniciativa, las operaciones de compraventa en la Bolsa porteña serán gravadas con una alícuota de 1,5 por ciento. Por ese concepto, los legisladores estimaron un incremento en la recaudación de 1550 millones de pesos. Los restantes 300 millones de pesos se obtendrán aplicando un tributo del 5 por ciento sobre los intereses de los plazos fijos que superen los 100 mil pesos. Esos depósitos representan al 5 por ciento de los plazos fijos totales y concentran el 48 por ciento del volumen. Por eso, Epszteyn y Hourest explican que la medida no afecta a los pequeños ahorristas sino que apunta hacia los sectores más concentrados.

Los cambios en la estructura tributaria porteña son presentados por la oposición como una alternativa al endeudamiento que propone Macri para financiar obras públicas, incrementos salariales del 12 por ciento, construcción de viviendas y aumentos del gasto en salud. "Una ley que grave al sistema financiero y bursátil es un deuda histórica de la democracia. Las exenciones fiscales no generan mercado de capitales y sí inequidad social", apuntó Hourest, quien remarcó la importancia de contar con recursos genuinos para financiar el déficit. Por su parte, Epszteyn señaló que "esto es una solución a la política de endeudamiento indiscriminado que aplica el gobierno de Macri, proponemos es una forma de obtener recursos gravando a un sector concentrado. También pretendemos enviar una señal a nivel nacional".

Los diputados de la oposición porteña esperan que la medida se vote junto con el presupuesto la próxima semana. Necesitan 31 votos para aprobar el proyecto. Pese al entusiasmo, reconocen que la medida puede generar una fuerte negativa en el sector financiero y tampoco descartan un posible veto de Macri. La iniciativa cuenta con el apoyo de legisladores de otras fuerzas, como los diputados de la Coalición Cívica o Juan Cabandié (Encuentro por la Victoria), Gabriela Cerruti (Nueva Democracia) y Patricia Walsh (Nueva Izquierda). Los legisladores tienen en carpeta un paquete de reformas que contemplan gravar herencias y los juegos de azar.

Las principales críticas a las modificaciones son dos. Por un lado, apelando a los argumentos neoliberales, advierten que las "trabas" a las operaciones bursátiles desestimulan la inversión productiva. Para el legislador de Igualdad Social, "la Bolsa no proporciona un mecanismo de financiamiento a mediano plazo, es intermediación que no genera valor sino rentas extraordinarias que son capturadas por el sector financiero". La reforma propone apropiarse de una parte de estas rentas extraordinarias para redireccionarla hacia el gasto público.

La segunda crítica al proyecto es que incentivará una "fuga" de plazos fijos fuera del distrito. Los legisladores reconocen esta posibilidad, pero explican que se trata de una imposición marginal sobre los intereses que no justifica modificar estructuras administrativas.

Comentá la nota