Propuesta para que 5.500 familias pobres puedan escriturar su vivienda

El Ejecutivo elevará al Concejo un proyecto de ordenanza. El objetivo es legalizar la tenencia de la tierra de los asentamientos informales localizados en terrenos municipales, acortando los plazos hacia la escrituración.

El Ejecutivo municipal quiere implementar un programa integral de legalización de la tenencia de la tierra de los asentamientos urbanos informales ubicados en terrenos de la Municipalidad.

Ante un nutrido grupo de representantes de vecinales y ONG’s del sector involucrado, el intendente Mario Barletta presentó esta mañana la propuesta, que será elevada al Concejo Municipal en un proyecto de ordenanza. Hoy, lo escucharon representantes de todos los bloques del cuerpo legislativo.

De acuerdo con los relevamientos realizados por la Secretaría de Desarrollo Social, se estima que en estas condiciones hay unas 5.500 familias. "No creo exagerar si digo que esta propuesta va a establecer un antes y un después en la lucha por los derechos de los ciudadanos de acceder a una vivienda, a su tierra y a la ciudad", dijo el intendente.

Si bien más de 3.500 familias ya han sido relevadas y están en marcha las distintas etapas de regularización (ver cuadro), los plazos son muy extensos. Por lo tanto, la idea es facilitar el acceso a partir de mecanismos que acorten los tiempos, con la idea de que en los próximos dos años de gestión, el 80 ó 90 % de estos inmuebles tengan escritura traslativa transfiriendo el dominio de la Municipalidad a los actuales habitantes.

Como condición se establece que el destino del terreno sea el de casa habitación única y permanente; que acrediten ocupación efectiva, ininterrumpida, pública y pacífica de los terrenos con anterioridad a 18 meses de la entrada en vigencia de la ordenanza, siempre que los mismos no estén declarados de utilidad pública.

El intendente señaló como principal beneficio asociado a esta medida, la posibilidad de que las familias puedan "con la obtención del título, acceder a los servicios públicos y a créditos para mejorar la vivienda". Agregó que "podremos generar mecanismos para la obtención de financiamiento para mejorar la infraestructura social".

A valor social

Los casos en estudio corresponden, en general, a familias que no tienen las posibilidades económicas para comprar sus terrenos a los valores del mercado. La nueva legislación valuaría los terrenos según el avalúo fiscal, que es menor al del mercado inmobiliario, "porque esto excede las posibilidades de quienes tienen el derecho a acceder a estas tierras", explicó el mandatario. Es decir, se apunta a destacar el valor social de los terrenos para hacerlos más accesibles.

Finalmente, se propone que los recursos económicos que ingresen constituyan un fondo especial para cubrir gastos de mensura, subdivisión, loteo y escrituración, con lo cual todos los gastos administrativos serían gratuitos para el que compra el terreno.

Al finalizar su exposición, el intendente se jactó de que esta medida "posiciona a Santa Fe como una de las ciudades del país y más allá de las fronteras, que asume de manera decidida este tema, a partir de entender que se justifica la tarea de los gobernantes en tanto y en cuanto hagan todos los esfuerzos para hacer posible que se acorten las diferencias entre la ciudad formal y la informal".

Primer paso

Rubén Salas (*)

Es una propuesta muy buena. Esto es parte de empezar a incluir: tener los papeles del terreno, poder acceder al servicio de agua y de luz. No tiene que ver con una gran erogación, sino con medidas políticas para empezar a resolver estos problemas. Tenemos un proyecto muy parecido a éste, pero que solucionaba el problema de todas las tierras, incluyendo las provinciales, nacionales y privadas. Pero por lo menos se abre la discusión.

Comentá la nota