La propuesta del gobierno fue rechazada por los huelguistas.

La propuesta del gobierno fue rechazada por los huelguistas.
Ante la gravedad de la situación que se vive en el norte de la Provincia y la postura adoptada por un sector de la policía de la Provincia de bloquear el acceso y egreso a la ciudad, en perjuicio de poder transitar para llevar ayuda a quienes hoy viven una de las situaciones más críticas que le tocó vivir a Salta por las inclemencias climáticas, el Ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Francisco Kosiner, abrió nuevamente el diálogo a través de un acta compromiso por medio de la cual se suspende el trámite de nuevas actuaciones administrativas para los efectivos que retomen a sus puestos de trabajo, también se ofreció dejar en suspenso las medidas preventivas ya dispuestas sin perjuicio de la continuidad de los sumarios correspondiente y seguir realizando gestiones a través de la Jefatura para lograr una mejora salarial en el futuro.
Dentro de los lineamientos trazados por el Ministerio se establece que en cumplimiento de la función que les cabe los policías deben comprometerse a cumplir las normas de jerarquía establecidas dentro de la institución, reconociendo la autoridad policial superior, desistiendo definitivamente de toda medida de fuerza que pudiera entorpecer el orden jerárquico, el cumplimiento del servicio público, de justicia y la defensa del orden y la paz social de los conciudadanos.

En virtud de lo sucedido, el responsable de la cartera de Justicia manifestó que “desde el ministerio se hicieron todos los esfuerzos para lograr que estos policías recapaciten y tomen conciencia de la obligación que les cabe, más aún, cuando hay salteños que hoy viven una situación desesperante y nos encontramos con gente totalmente insensible a la función que les cabe como servidores públicos”

Al momento de la firma del acta, los huelguistas decidieron no hacerlo, ya que exigían que se les borren definitivamente cualquier sanción y se les garantice un salario mínimo de 2.050, actitud imposible de asumir por lo que desde el Ministerio se sostiene que este pedido “significaría lisa y llanamente violar la ley frente a la comisión de graves infracciones y comprometerse a garantizar un salario que se encuentra fuera de la política presupuestaria del Gobierno. De esta forma los policías insubordinados, mostraron no tener intención de llegar a un acuerdo.

La propuesta lanzada por el Ministerio fue en función de la gravedad de los hechos del norte y el perjuicio al que se ven sometidos los transeúntes, más allá de estarse constituyendo un delito federal. Ante la negativa de acceder a un acuerdo el ministro requirió urgentes medidas de la justicia federal.

Comentá la nota