Propuesta del gobierno para frenar el conflicto gremial en Paraná Metal

No habría despidos, pero si suspensiones de la mitad del personal. También se propuso “un muy particular congelamiento salarial”, según definieron fuentes sindicales. Incertidumbre sobre el futuro del conflicto que afecta a más de 1.200 trabajadores.
La continuidad laboral de los trabajadores, sin despidos pero con suspensiones de la mitad del personal, todo en el marco de un acuerdo definido por fuentes sindicales como un "muy particular congelamiento salarial" eran, a última hora de la noche de ayer, algunas de las soluciones parciales posibles que propuso el Ministerio de Trabajo de la Nación, para intentar una salida al conflicto que afecta a 1.200 trabajadores de la empresa Paraná Metal, de Villa Constitución.

La propuesta surgió durante una extensa y "muy trabada" reunión efectuada en Capital Federal, en el Ministerio de Trabajo de la Nación entre representantes de los trabajadores, la empresa, y las más altas autoridades nacionales del área.

Asamblea

"Esta no es nuestra propuesta ni la de la empresa, sino la del ministerio. Nosotros ya estamos partiendo hacia Villa Constitución para informar a los cuerpos de delegados y la resolución final pasará mañana (por hoy) a manos de los compañeros, que decidirán en asamblea si la aceptan o no", señaló anoche a LaCapital Juan Actis, secretario adjunto de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) villense.

Alberto Piccinini, Actis y Leonardo Del Grecco, secretarios general, adjunto y de organización, respectivamente, de la UOM; miembros de la comisión interna de la fábrica, directivos de la conducción nacional de la UOM —Antonio Caló, Naldo Brunelli y Juan Belén—, representantes de la empresa, el ministro de Trabajo de la Nación Carlos Tomada, y el considerado "nuevo inversor principal", Carlos Leone, fueron los participantes de este extenso cónclave que se inició a primeras horas de la tarde y concluyó bien entrada la noche sin que hasta esa hora las partes interesadas emitiera alguna información definitiva.

Fuentes cercanas al encuentro entablado ayer consideraron que las trabas que se presentaban en la negociación no residían en los aspectos principales sino en la implementación técnica concreta de lo acordado. Si bien se supone que se habría llegado a un acuerdo general que implicaría básicamente la continuidad laboral de los trabajadores y de la empresa, se habría propuesto un plan de suspensiones que afectaría diariamente a la mitad del personal y en el que los obreros recibirían un 70 por ciento de sus sueldos con fondos aportados directamente por el gobierno nacional.

Según trascendió, de la negociación avalada por la Nación se habría fijado un "particular" programa de congelamiento salarial por el que los empleados no podrían acceder a potenciales aumentos que se establezcan para el sector metalúrgico a nivel nacional en el período 2009-2010 y que tendría en cuenta, además, la productividad y la inversión empresaria.

Bolsones

En otro plano, la UOM seccional Villa Constitución comenzó ayer la entrega de bolsones de mercadería destinados a las familias de los trabajadores de Paraná Metal, conformados con alimentos enviados por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Hace unos días arribó a Villa Constitución un camión enviado por el organismo nacional con 8 mil kilos de mercadería integrada por botellas de aceite, paquetes de azúcar, cacao en polvo, conserva de tomates, fideos, leche en polvo, mermelada y yerba mate. Todos estos alimentos fueron recibidos, fraccionados y embolsados por un grupo de obreros de Paraná Metal que trabajaron junto a la Agrupación de Mujeres en Lucha que se encargó de su posterior distribución.

Comentá la nota