Propuesta de diálogo y unidad desde intervención de la UCR

El edil capitalino, Romano Norri, respondió a los pedidos de normalización de algunos referentes partidarios, recordándoles que hay una resolución de la Convención de Mina Clavero sobre el particular.

El radicalismo a nivel país trazó algunas estrategias en oportunidad de la reunión de la Convención Nacional, ocurrida el 4 de octubre pasado en Mina Clavero, circunstancia en la cual se tomaron decisiones que llevaron el unánime acompañamiento de los miembros de ese órgano de conducción del legendario partido.

Es dable recordar que el distrito Tucumán la UCR se encuentra intervenida, bajo la conducción de un grupo de tres dirigentes: el concejal capitalino Federico Romano Norri, el ex legislador Julio César Herrera y el dirigente Jorge Flores.

Ante expresos reclamos realizados por algunos referentes partidarios, Romano Norri dio su punto de vista y trató de responder a las inquietudes que se plantean, entre ellas, la solicitud de cese de la intervención y la correspondiente normalización del partido.

Manejo orgánico

Al respecto, dijo el edil de nuestra ciudad que la intervención, de la que forma parte, se maneja orgánicamente y conforme a las normativas establecidas en la Carta Orgánica, "también sostenidas por el Comité Nacional y fundamentalmente por la Convención Nacional", dijo Romano Norri.

En ese momento, hizo referencia a una resolución de la UCR nacional aprobada por unanimidad en la convención de Mina Clavero. Sobre el particular dijo: "de manera expresa se recomendó a todos los distritos del país que no hubieren elegido autoridades partidarias a la fecha, postergarlas hasta el mes de abril de 2009, a fin de poder adecuarlas a las reformas que sobre el particular apruebe la Convención, en la sesión que será convocada a tales fines para la segunda quincena de febrero del año que viene".

En función a lo expuesto agregó Romano Norri que quiere ser coherente y explicar porque, desde la intervención se actúa en tal sentido. "Lo hacemos cumpliendo con esta norma. Llama la atención que entre quienes reclaman el cese de la intervención y la normalización partidaria, haya dos convencionales nacionales (Esteban Avila y Antonio Ibarreche) que estuvieron presentes en Mina Clavero y aprobaron la resolución", agregó.

Puertas adentro

Romano Norri lamentó que las cuestiones partidarias no se resuelvan en el seno del partido y se lo pretenda hacer desde los medios de comunicación. "De todos modos, quien opine diferente a la conducción partidaria actual, tiene las puertas abiertas y la disposición de diálogo permanente para tratar cada tema. Estamos dispuestos a hacer las aclaraciones que sean necesarias y dar las explicaciones que hagan falta. Estas visitas a los medios le hicieron mucho daño al partido en otras épocas, y es bueno que se revean estas actitudes", puntualizó.

El concejal también se refirió a la relación que el radicalismo mantiene con otras fuerzas políticas, ratificando que existen conversaciones en tal sentido. "Es bueno que quede claro que más allá de los encuentros que vamos concretando, en ningún momento se están definiendo candidaturas, sino que compartimos en una mesa de diálogo con otras expresiones de la política tucumana, en plena coincidencia con el proceder del radicalismo a nivel nacional. Por eso, nos reunimos con el Socialismo, con la gente del campo, ahora con la Democracia Cristiana, pero sin patrocinar ninguna postulación a cargo electivo alguno" , sentenció.

Los expulsados

Sin duda que otro tema de polémica es la posible reincorporación de aquellos afiliados que fueron expulsados por la conducción anterior, sobre lo cual Romano Norri apuntó que la actual intervención tucumana no puede definir nada sobre el particular, ya que se trató de una decisión proveniente de la autoridad partidaria y ratificada por la Justicia Electoral, aún cuando se apeló. "Por lo tanto, existiendo la misma Carta Orgánica provincial y nacional, las mismas normas con las cuales se aplicó la sanción, esta intervención no puede infligir esas disposiciones para abrir las puertas del retorno a quienes fueron expulsados, sino que debe esperar la reunión de la Convención Nacional a producirse en el próximo mes de febrero, donde este será un tópico de análisis", espetó.

Unidad de radicales

Por último, Romano Norri aseguró que el norte de la intervención es la unidad partidaria, "por eso en reiteradas oportunidades invitamos a más de uno de los dirigentes que se manifestaron públicamente reclamando la normalización partidaria, y nunca se hicieron presente. Por lo tanto, considero que si hay algún radical o que considere serle, que quiera algún tipo de aclaratoria, no tiene más que concurrir a Catamarca 851, para dar su punto de vista y recibir las explicaciones que requiera", concluyó.

Comentá la nota