La propuesta de Amstutz y compañía

La propuesta opositora radica en una redistribución de los recursos que tiene a mano la Provincia sin necesidad de afrontar los "altísimos costos" que tiene la emisión de un título.
"Los costos del interés financiero son abrumadores frente al costo que significa la construcción de viviendas", dijeron en el cobismo. Trascendió que propondrán "un nuevo diagrama de inversión" modificando la curva de 3 años a 5 ó 6 años "para hacer la misma cantidad de casas" y sin necesidad de comprometer a Mendoza "por el próximo cuarto de siglo".

La propuesta de Guillermo Amstutz, Roberto Blanco y Amalia Monserrat es emplear los fondos pensados originalmente para pagar intereses en la construcción de viviendas.Y, en segunda instancia, hacer uso del crédito que dispone el Fondo para la Transformación y el Crecimiento, tal como figura en la propuesta del Gobierno, además de destinar dineros extra que ingresen a las arcas provinciales, como los que vienen de las retenciones a la exportación de la soja.

De esta manera "los fondos Fonavi siguen disponibles y sumado al recupero que se genere por las nuevas viviendas, se produce un circuito que permite la continuidad del plan sin dejar embargada a Mendoza", indicaron.

Comentá la nota