A propósito de los pozos.

Jorge Franchini, secretario privado y de coordinación de la Municipalidad, respondió los comentarios realizados por los lectores Quiss y Amoedo. Afirma que "sólo un necio podría negar el mal estado de las calles" pero afirma que esta situación es resultado de años de desidia y falta de inversión.
Así mismo expresa que "no hay forma de que el Estado cumpla con su obligación si los ciudadanos no cumplen con el Estado".

A los lectores interactivos:

He decidido expresar algunas palabras con motivo de los recientes comentarios realizados por los Sres. Quiss y Amoedo, en torno al estado de las calles de la ciudad. Viendo además la necesidad de brindar una respuesta desde el lugar en el que me desempeño dentro del Estado Municipal.

En primer lugar, solo un necio podría negar el mal estado de las calles y las dificultades que conllevan para todos los transeúntes. Sin embargo, imagino que no es necesario aclarar que esta situación no es producto de esta gestión ni de la anterior, sino el resultado de años y años de desidia y falta de inversiones.

¿Que es responsabilidad de esta gestión repararlos? Es cierto, y asumimos la responsabilidad. Por eso, es mi deber informar a la comunidad que desde la asunción de esta Gestión se ha trabajado en forma continua en el mantenimiento y en la reparación de las mismas, así como en los servicios que se pueden prestar desde esta Municipalidad.

Reconozco que aún tenemos muchísimo trabajo por hacer, que cada temporal de lluvia multiplica las dificultades. Más aún en una ciudad en la que la topografía, la nieve y el hielo hacen de las suyas sobre las calles asfaltadas y más aún, en las calles de tierra que tanto abundan en nuestro Bariloche.

Ahora bien, sería deseable que aquellos que reclaman con tanto énfasis pongan el mismo énfasis para cumplir con sus obligaciones como ciudadanos. Cosas que no todos lo tienen. Tal es el caso del Sr. Jorge Alberto Quiss, quien desde el mes de marzo de 2008 no cumple con su obligación fiscal. Al menos en el pago de la tasa que le corresponde a su propiedad. Dudo que esta situación se de por la falta de existencia de un mapa con los lugares de pago habilitados.

No hay forma de que el Estado cumpla con su obligación si los ciudadanos no cumplen con el Estado. Es la base del Contrato Social. Si éste se rompe, como comunidad organizada no tenemos futuro.

Pero como apostamos y creemos en que ese futuro existe, es que estamos trabajando con las puertas abiertas. Y más allá de cualquier ironía -o de errores propios y ajenos- creemos que como vecinos, habitantes de esta ciudad (más allá del rol que ocasionalmente nos toque desempeñar), buscamos vivir en un Bariloche pleno que todos podamos disfrutar.

Sin otro particular y quedando a su entera disposición. Saludo a Uds. muy atte.

Comentá la nota