Proponen la vigencia de la unión cívil en la provincia

Se trata de una figura legal intermedia al casamiento que le permite a una persona pareja de otra del mismo sexo acceder a beneficios sociales y administrativos.
La tendencia mundial muestra marcados avances en materia de unión civil entre personas del mismo sexo, lucha que comienza a materializarse en Tucumán de la mano del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

La polémica que ya se desató en diferentes jurisdicciones del país, promete instalarse en nuestra provincia por cuanto el organismo que conduce Graciela Cárdenas, presentará el miércoles ante la Legislatura, a las 20.30 en la sala del teatro Orestes Caviglia, el proyecto de ley que autoriza la unión civil en Tucumán. Se trata de una figura legal intermedia al casamiento que reconoce el derecho que tienen las personas del mismo sexo, de legalizar la relación de hecho y acceder a una serie de beneficios sociales que hoy los tienen vedados. "Estas familias -que ya existen- no encuentran en el ordenamiento jurídico la misma protección que el Estado le garantiza a las familias formadas por una pareja de distinto sexo, vulnerándose de esta manera el derecho a la igualdad jurídica consagrado en la Constitución Nacional. No se trata de autorizar, ni siquiera de fomentar, la creación de este tipo de familias. Discutir esto implicaría involucrarnos en un ámbito en el que el Estado no debería participar. Se trata de que existiendo estas familias, no hay nada que indique que no merezcan la misma protección legal que el resto de las familias", opinó Cárdenas. Al mismo tiempo, la funcionaria se preguntó "¿Qué motivos podríamos encontrar para que una persona, que hace 40 años que convive con otra de su mismo sexo, no pueda heredarle sus bienes a su ser amado? ¿Qué podría convencernos de que no merezca ser acompañado por esa persona en el momento de su muerte? ¿Qué podría indicarnos que no pueden compartir una obra social?".

El proyecto de ley, del que participaron diferentes organizaciones dedicadas a la defensa de los Derechos Humanos, contiene 11 artículos.

El primero se refiere al principio de no discriminación. "En la interpretación y aplicación del ordenamiento jurídico que rige en todo el territorio de la Provincia de Tucumán, nadie puede ser discriminado por razón del grupo familiar del que forme parte, tenga este su origen en la filiación, en el matrimonio o en la unión de hecho de dos personas capaces que convivan en relación estable de afectividad, con independencia de su sexo u orientación sexual", reza el apartado de la propuesta.

Define la Unión Estable de Pareja, a "la unión conformada libremente por dos personas capaces que convivan en pareja con ostensible trato familiar, con independencia de su sexo u orientación sexual".

Además propone la creación del "Registro Civil de Uniones Estables de Pareja" dentro del ámbito del Registro Civil de la provincia.

El proyecto elaborado establece además que los alcances y contenidos de la normativa deberán implementarse en la normativa vigente en materia previsional, laboral, salud pública, vivienda, reglamentaciones de establecimientos de cumplimiento de penas y demás legislación provincial, en lo que fuera pertinente.

Cárdenas señaló que "resulta necesario reconocerles, de una vez por todas, a gays, lesbianas, bisexuales y trans, la igualdad jurídica que la Constitución Nacional le garantiza a todos los ciudadanos y ciudadanas argentinas; por lo que consideramos imprescindible avanzar en el debate y la acción hacia una total equiparación de derechos como principio fundamental de la profundización de la democracia y el respeto por los Derechos Humanos".

Comentá la nota