Proponen subir los impuestos o servicios para mejorar los salarios

El proyecto pertenece al diputado y dirigente de UPCN José Allende. El texto fue girado a comisión.
El diputado oficialista y secretario general de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) José Allende, presentó un proyecto de ley donde propone aumentar los impuesto o servicios para financiar un aumento salarial para los empleados estatales. El incremento para los contribuyentes sería por 12 meses.

La iniciativa que fue girada a la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja declara, en el artículo 1, la emergencia para los empleados públicos provinciales y municipales hasta el 31 de diciembre de 2010, atento a la necesidad de garantizar la prestación de los servicios esenciales del Estado.

En el artículo 3, el proyecto de Allende establece que "el gobernador pueda determinar aumentos transitorios sobre los impuestos provinciales o servicios para crear un fondo de emergencia para los salarios de los empleados estatales". El legislador aseveró que la diferencia con el proyecto de la Intersindical es que "esta es una ley con posibilidades reales, lo demás es una intención de voluntad".

El legislador oriundo de Nogoyá explicó que su proyecto de emergencia salarial no sólo dispone la emergencia, sino que además establece la posibilidad de que el gobernador pueda determinar aumentos de alícuotas o impuesto para crear un fondo de emergencia. En ese sentido, Allende resaltó que "esto es una ley con posibilidades reales, lo demás es una intención de voluntad", en referencia a la propuesta de la Intersindical y del radicalismo. El sindicalista detalló: "Cuando hablamos del impuesto al cheque, son intenciones", y agregó: "El radicalismo presentó un proyecto que habla de destinar parte (del dinero) de las obras. Eso es inviable, porque cuando viene dinero para obras, está afectado a eso, no se puede derivar a otra cosa".

El secretario general de UPCN aclaró que su proyecto no establece montos de aumento, ya que según mencionó la Constitución no habilita a los legisladores para hablar de salarios.

RECLAMOS VIGENTES. Los reclamos salariales ya gestaron tres proyectos de Emergencia Salarial para los estatales, pero aún ninguna solución palpable para el bolsillo de los trabajadores. Salud, Educación y Justicia son los tres sectores de empleados públicos que exigen mejoras salariales y laborales a través de paros, que en un comienzo generaron serios inconvenientes, pero en los últimos meses parecen haber amainado su agresividad por los descuentos que aplica el gobierno por los días no trabajados.

Paros, movilizaciones y cortes de calles son moneda corriente. Si bien desde el Estado otorgaron una pequeña mejora para algunos sectores durante los primeros meses, esta no logró frenar las protestas pues siempre fue calificada de insuficiente.

Los reclamos sindicales se endurecen, mientras que los tiempos se acortan. Un síntoma de lo inestable de la situación es que en menos de un mes se presentaron tres proyectos en Diputados para que se declare la Emergencia Salarial por 12 meses. Días atrás, el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Busti, aclaró que a los incrementos salariales los fija el Poder Ejecutivo. No obstante, Busti propuso reclamar mayores fondos coparticipables a la Nación para atender la demanda salarial.

PARA LA TRIBUNA. El bloque de la Unión Cívica Radical (UCR) presentó un proyecto de ley en el cual propone que se declare la emergencia salarial por 360 días.

La iniciativa de la UCR propone obtener los fondos para mejorar los salarios en recursos que dependen directamente del gobierno nacional o del Congreso de la Nación.

Los pedidos de incremento salarial de los trabajadores son urgentes, mientras que el fondo de Reparación Salarial y Social que plantea la UCR estaría financiado por dineros que la provincia no domina y que para su destino necesita de la sanción leyes.

El bloque radical entiende que los fondos deben extraerse del 50% de los montos adicionales que surjan de la modificación del régimen del impuesto a los débitos y créditos bancarios; el 50% de los montos adicionales que reciba la Provincia como consecuencia de la modificación del régimen del Fondo de Adelantos del Tesoro Nacional; el 50% de los montos que la Provincia pudiera recibir de la Nación como producto del incremento de su base tributaria por extensión de gravámenes a las actividades minera, juego, hidrocarburíferas y financieras. La iniciativa radical surgió luego de que la Intersindical, integrada por los gremios docentes Agmer y AMET y los judiciales entre otros sectores pidiera a los legisladores gestiones para lograr la declaración de la emergencia salarial, un incremento del 25% para el sector público y les sugiriera una serie de pautas para lograr financiamiento.

Comentá la nota