Proponen registro de oposición al pago.

Proponen registro de oposición al pago.
Y que si la mayoría entiende que por tratarse de un subsidio no corresponde el pago, el pavimento se realiza sin recupero. Si entiende que debe abonar un porcentaje para aplicarlo a un fondo de obras, será de pago obligatorio.
Los concejales de Acción Comunal mantienen diferencias importantes con el nuevo mecanismo de cobro de la obra de asfalto propuesto por el vecinalismo, por lo que están trabajando en una alternativa que intente superar en la medida de lo posible lo que consideran "errores graves" cometidos por el Departamento Ejecutivo.

En tal sentido, el concejal Arnaldo Guglielmetti manifestó que "el registro de oposición tal como lo plantea el intendente implica convalidar la falla más grave de todo este tema que fue la iniciación inconsulta de la obra. Ahora se los colocaría en la alternativa de rechazar la obra en su conjunto, y en tal caso, las cuadras empezadas igual deberían terminarse. Caeríamos así en una situación de inequidad mayor que la que se pretende solucionar, puesto que habría un grupo de cuadras que tendrían su asfalto sin pagar nada y el resto no tendría la obra".

Desde Acción Comunal estiman que la obra "debe realizarse tal como fue planificada y anunciada previamente durante la campaña electoral. Al mismo tiempo, debe abrirse un registro de oposición al pago de la obra. Si la mayoría de los vecinos entienden que por tratarse de un subsidio nacional no corresponde el pago, la obra se realiza sin recupero. Si, por el contrario, la mayoría entiende que corresponde abonar un porcentaje de la misma para aplicarlo a un fondo de obras públicas que permita realizar nuevos emprendimientos, la obra será de pago obligatorio".

Consultado sobre la particularidad de abrir un registro de oposición al pago, el concejal Guglielmetti indicó que "es cierto que habitualmente el registro de oposición es a la obra y al pago. Pero también es cierto que eso está pensado para realizarse antes de que los trabajos se inicien. Acá la obra se empezó sin consultar a los que después se quiere obligar a financiarla, por eso nos parece que la solución más equitativa, si bien el asunto se ha manejado tan mal desde el oficialismo que ninguna alternativa puede hoy alcanzar ya un grado de justicia para todos. Pero de ninguna manera los costos de los errores pueden caer en los frentistas. De todas maneras, no creemos que esto se transforme en un antecedente para obras futuras, porque esperamos que esto sirva de lección para el intendente y el Movimiento Vecinal y no se vuelvan a repetir las particulares circunstancias que tiene esta obra en especial".

Red de agua

En otro orden de cosas, la concejala Fortunato indicó que otro tema que los preocupa es el tema de la reparación de las juntas de caños de agua. "De la lectura del pliego de bases y condiciones surge que son alrededor de 2000 las juntas a reparar, cuando la obra afecta cerca de 7000. Nos parece una proporción muy baja y no creemos que sea una buena inversión gastar en asfalto sobre caños que sabemos que se van a romper pronto. Este es otro compromiso del intendente que no se ha cumplido, porque ya hace varios meses que nosotros planteamos el tema y se nos dijo que la reparación iba a ser integral. Vamos a ver si surge alguna propuesta alternativa por parte de la Secretaría de Obras Públicas".

Con respecto a los montos, desde Acción Comunal se indicó que las nuevas cifras parecen más adecuadas que las anteriores, aunque con algunas diferencias con respecto a los costos de la financiación, que llegarían al 60% de aumento para el pago en 60 cuotas. De la misma manera, no se descartó seguir trabajando para lograr consensos que permitan arribar a un proyecto que alcance la mayor cantidad de votos posibles. No obstante, Guglielmetti indicó que tienen serias dudas sobre la voluntad del vecinalismo de llegar a una solución consensuada, porque "la apertura del registro de oposición dispuesto por decreto por el intendente conspira contra esa posibilidad. Se da la paradoja de que se ha llamado a un registro de oposición sin que esté determinado el precio de la obra. Con lo cual caen en la contradicción de sostener que los registros de oposición deben ser a la obra y al pago, pero convocan a uno en el que el vecino no sabe cuánto tendrá que pagar, porque el precio no ha sido aún determinado por el Concejo Deliberante. La verdad, que llama la atención la habilidad para sumar un error tras otro en este tema".

Comentá la nota