Proponen realizar una subasta de tierras municipales para la compra de más lotes en la ciudad.

La iniciativa surgió del bloque radical en el Concejo Deliberante, y estipula un llamado a Consulta Popular para obtener el aval comunitario al proyecto. Replicando el «modelo Sciurano» en Ushuaia, con los fondos recaudados se comprarían más tierras para ser entregadas en el marco de la crisis habitacional que desde hace varios años azota a esta ciudad.
RIO GRANDE.- El bloque de concejales de la Unión Cívica Radical, conformado por Juan Felipe Rodríguez y Ariel Pagella, impulsarán un proyecto que propone la realización de una subasta de lotes municipales para que, con el dinero recaudado, se puedan adquirir más tierras que permitan comenzar a subsanar la crisis habitacional que en los últimos años azota a la ciudad.

Para concretar la iniciativa, los ediles replican el «modelo Sciurano» (Ver Aparte) y plantean la convocatoria a una Consulta Popular, y de acuerdo a sus estimaciones esta metodología que en Ushuaia tuvo un notable éxito permitiría al Municipio adquirir cerca de 1.000 nuevos lotes en los alrededores de la ciudad.

Consultado al respecto, Ariel Pagella argumentó que el proyecto de la bancada radical en el Concejo propone contar con «una herramienta que permita mitigar el problema de déficit habitacional en la ciudad», señalando que «desde hace un tiempo que buscamos una alternativa que permita resolver ésta problemática».

«Hace una año se aprobó una ordenanza para la utilización de la deuda del Gobierno para el tema tierras, y esto no fue factible por la falta de pago de la deuda, pero la ciudad sigue creciendo y seguimos con una gran necesidad de terrenos para poder poner en marcha la solución», justificó.

En ese sentido, Pagella sostuvo que «como concejales buscamos una alternativa para resolver ésta problemática que tenemos en la ciudad», por lo que valoró que desde el bloque de la UCR «entendemos que si el Municipio no tiene disponibles para comprar terrenos, y tampoco puede cobrar la deuda del Gobierno, es necesario buscar otro mecanismo para ello».

«Una alternativa muy importante sería subastar algunos terrenos y propiedades que están en poder el Municipio de Río Grande, y que no sean de necesidad primaria, para que con lo obtenido de esta subasta se puedan adquirir tierras», agregó.

El edil radical reconoció que la iniciativa «seguramente se debatirá extensamente, pero esto será necesario por la importancia del proyecto», remarcando que «estos terrenos pueden incluir espacios que, en principio, están destinados para construcciones o espacios recreativos, pero que pueden ser suplantados por otros de menor valía y que en principio reportarían en la ecuación económica, mayores beneficios, en cuanto a cantidad de terrenos».

«Perfectamente se puede hacer este esfuerzo, con terrenos ubicados en distintos lugares de la ciudad, allí se puede hacer una subasta y con lo obtenido de esta subasta comprar tierras o que lo obtenido de la subasta sea directamente tierras», explicó.

Pagella entendió que «si se hiciera un subasta directamente y como contrapartida se ofrecen tierras, en un mismo proceso se puede obtener todo, sino hay que hacer dos licitaciones, pero estos serán aspectos que se discutirán en el armado del proyecto, será una forma de llevar a una solución que en una estimación inicial permita hablar de más de mil terrenos, lo que amerita un debate fuerte e interesante porque habría más de mil familias que accederían a las tierras», prosiguió.

Consulta popular y voto electrónico

Por su parte, el presidente del Concejo Deliberante, Juan Felipe Rodríguez, explicó que para llevar adelante esta iniciativa se apelará al mecanismo de Consulta Popular, considerando que se trata de «una forma de poner a consideración de la sociedad la subasta de estos espacios, para luego hacerse de tierras para paliar la crisis habitacional.

«Vamos a hacer un estudio en conjunto con la Dirección Municipal de Catastro, para ver cuáles son las tierras con que cuenta el Municipio para poder incluirlas dentro del proyecto», detalló.

Rodríguez remarcó que desde el bloque de la UCR «vamos a utilizar todas las herramientas que tenemos para hacer tal cual lo hizo Ushuaia, y que a través de una Consulta Popular la comunidad pueda opinar qué es lo mejor en este tema, y para ello vamos a poner en marcha este referéndum como prueba piloto».

«Tenemos la intención de, en el marco del nuevo código electoral, hacer la prueba con el voto electrónico, lo que va concatenado con una serie de medidas que en definitiva apuntan a paliar la crisis habitacional», señaló.

Rodríguez destacó que tal cual «sucedió este año y seguramente sucederá el año que viene, que si bien el Municipio cuenta con un buen presupuesto, estamos teniendo problemas con la recepción de los dineros que tienen que entrar y en definitiva lo que hacemos es poner a disposición una herramienta para paliar la crisis habitacional», concluyó.

El modelo Sciurano en Ushuaia

Con la rúbrica del Decreto Municipal Nº 720/09, el intendente de Ushuaia, Federico Sciurano, instrumentó la reglamentación de la Ordenanza Municipal Nº 3482, norma que contempla la subasta pública de bienes de dominio municipal para la creación del Fondo de Capital Social para la Demanda Habitacional.

Sin antecedentes históricos de una subasta de este tipo, el Municipio de Ushuaia realizó numerosas consultas para no cometer errores legales con esta herramienta, sobre todo porque se trataba de predios cuyo presupuesto fue elaborado por el Tribunal de Tasación de la Nación y dieron como resultado que los mismos rondaban los 28 millones de pesos.

«Algunos de estos predios fueron vendidos en su momento en valores que rondaban los 60 y 70 mil pesos, y el Tribunal de Tasación ha llegado valuar esos mismos terrenos en casi tres millones de pesos», recordó por entonces el intendente Sciurano, cuyo decisión política incluía el desarrollo simultáneo de nuevas urbanizaciones, como el del valle de Andorra, Alakalufes II y las barrancas de Río Pipo.

En la Consulta Popular encarada en Ushuaia en 2008, el 72,11 por ciento de la ciudadanía dio su conformidad a la propuesta, y las primeras subastas comenzarán el próximo mes de agosto.

Comentá la nota