Proponen a Punta Mogotes como alternativa a la escollera Norte

Los ex ediles Roca y Cordeu sostuvieron que el mejor lugar del "ejido urbano para trasladar la nocturnidad es la zona de Punta Mogotes".
El ex concejal del Socialismo Marplatense Juan Carlos Cordeu, junto a la también ex concejal Viviana Roca, marcó su posición respecto de la propuesta de llevar actividades de esparcimiento nocturno a la escollera Norte

"El oficialismo de la mano de Eduardo Pezzatti y el Ejecutivo municipal volvió a la carga con algunos temas que fueron duramente resistidos durante la anterior conformación del HCD. Ahora, con fuerzas renovadas y la provisoria mayoría en el parlamento local, parece que aquellos temas vuelven a la agenda local", explicaron los ex ediles a través de un comunicado.

Más adelante, en el texto, explicaron que "entre otros, hoy vuelve a la escena mediática y deliberativa el resistido proyecto de trasladar los bares de la zona de Alem a la escollera Norte. Esta propuesta fue evaluada junto a diferentes actores involucrados en una audiencia pública que se realizó en el recinto del HCD y donde quedaron claramente expresados las contradicciones e inconvenientes que traería continuar con dicha iniciativa. En esta jornada de trabajo, que se realizó en el mes de setiembre de 2009 y que fue convocada por las diferentes comisiones del HCD, se manifestó de forma casi unánime el rechazo a la propuesta de trasladar los boliches a esta zona del puerto de nuestra ciudad. Entre los argumentos más sólidos que se esgrimieron se manifestó la incompatibilidad de las prácticas recreativas y de esparcimiento en una zona en la que se desarrollan tareas productivas vinculadas a la pesca. Además, se resaltó que en dicho lugar funciona el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero lugar en el que se realizan tareas científicas vinculadas a uno de los principales motores de la economía local".

"Por otra parte -añadieron Roca y Cordeu- diversos actores que participaron del encuentro remarcaron la falta de infraestructura y espacio para albergar a la cantidad de gente que frecuenta la zona de Alem los fines de semana y sobre todo en los meses de verano. En este sentido, se habló de la insuficiente superficie para la instalación de los bares y la falta de espacio para estacionamiento. A estas limitaciones, habría que sumarle también el impacto ambiental sobre las playas y el mar de la zona sur de Playa Grande. La ley general del ambiente prevé que cualquier iniciativa que pueda afectarlo de alguna manera debe someterse a un proceso de estudio de impacto ambiental en el cual debe estar asegurada la participación ciudadana. En este caso, la audiencia pública que se convoco en su momento fue contundente respecto de los inconvenientes que implica la propuesta".

Desarrollo de la ciudad

Los dos ex concejales dejaron en claro que "estos argumentos no buscan frenar el desarrollo de la ciudad o el reordenamiento urbano que el crecimiento de Mar del Plata necesita. Creemos que en el ámbito de la escollera Norte debería desarrollarse el espacio de manera acorde a su funcionamiento productivo y, en todo caso, adaptarlo y mejorarlo para como ámbito de recreación diurna. La operatividad del puerto debería ser potenciada y no 'contaminada' con prácticas que poco tienen que ver con lo productivo. En este sentido, ya hemos planteado que las cosas deben ser pensadas de manera integral y a mediano o largo plazo y no priorizando constantemente el negocio de algunos que se verían beneficiados ante esta jugada política.

Punta Mogotes

Luego de analizar la problemática, Cordeu y Roca sostuvieron que "desde nuestro espacio político proponemos que se llame a una audiencia pública para evaluar una nueva propuesta. Estamos convencidos, basándonos en estudios y consultas a especialistas, que el mejor espacio dentro del ejido urbano para trasladar la nocturnidad es la zona de Punta Mogotes. Esta propuesta no es caprichosa ni orientada por ningún interés particular. Nuestro convencimiento surge de las características de su ubicación que cuenta con todos los servicios para la instalación de un centro recreativo nocturno, el espacio suficiente para recibir a miles de personas sin provocar malestar en vecinos, poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos y generando un mínimo impacto ambiental en el entorno. También creemos que esta zona de la ciudad se vería beneficiada económica y socialmente al correr el eje del desarrollo urbano hacia la zona sur de la ciudad de Mar del Plata".

Comentá la nota