Proponen que Neuquén se sume al desarrollo de energías limpias y renovables

Un proyecto presentado a la legislatura propone crear el "Programa provincial para el desarrollo, generación y uso sustentable de energías alternativas" para reconvertir la matriz energética provincial, contribuir al Mercado Eléctrico Nacional y disminuir el gasto de 1.800 millones que el gobierno nacional destina a importar combustibles desde países vecinos.
El proyecto de ley contempla la conformación de un Fondo Fiduciario, la aplicación de exenciones impositivas provinciales y la promoción de investigaciones aplicadas a la generación de tecnología y fabricación de equipos en la región. Además, adhiere a los regímenes nacionales de Energía Eólica y Solar -Ley 25.019- y de fomento de fuentes renovables para la producción de energía eléctrica -Ley 26.190.

La iniciativa la promueven los diputados del Interbloque Peronista Federal y convoca a la generación de fuentes de energía renovables que no perjudiquen el medioambiente. A la eólica y solar suma los biocombustibles como el bioetanol, biodiesel y biogás que deriven de materias primas de origen agroindustrial, agropecuario, oleaginosas no comestibles, foresto industrial o desechos orgánicos que cumplan con las condiciones de calidad correspondientes.

A su vez, incentiva la construcción de obras civiles, electromecánicas, de montaje, fabricación y explotación comercial de dichas energías. Para tal fin, estipula la creación de un régimen de inversiones por un período de 10 años con exención que abarcan el pago de ingresos brutos e impuestos de sellos.

En referencia a las líneas de financiamiento, el proyecto dispone que el Fondo Fiduciario puede solventar hasta el 80% de aquellos proyectos que obtengan la aprobación técnica y de factibilidad requerida por la Autoridad de Aplicación, que será la Secretaría de Estado de Recursos Naturales. Además, la tasa de interés no puede superar a la aplicada por el Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo.

El Fondo se conforma a partir de un aporte anual de 1 millón de pesos aportado por el Tesoro Provincial; 0,25% del total de las regalías por gas y petróleo, aportes de inversores privados y contribuciones no reintegrables de Instituciones Financiaras Internacionales, entre otras organizaciones. Su administración recaerá en la Fiduciaria Neuquina.

Para el desarrollo de tecnologías, prevé la coordinación con universidades e institutos de investigación. En tanto, a nivel regional impulsa la integración de los Estados Provinciales miembros del Parlamento Patagónico para conformar un organismo interprovincial con dedicación específica y exclusiva al desarrollo de las energías limpias alternativas y renovables. También respalda la formación de un Fondo Patagónico para el Desarrollo, Generación y Uso Sustentable de Energías Limpias Alternativas.

En sus fundamentos advierte sobre la crisis energética que afronta el país. Destaca el gasto de 1.800 millones de dólares que el gobierno nacional debió abonar el año pasado para importar combustibles líquidos y energía eléctrica de origen térmico. Como parte de este proceso, señala que Neuquén también necesita con urgencia modificar su matriz productiva, dependiente del gas y del petróleo.

El proyecto ingresó por mesa de entradas el 10 de septiembre con la firma de los diputados Daniel Baum y Carlos Sánchez.

Comentá la nota