Proponen modificar el reparto del impuesto al cheque

El ministro de Economía de Entre Ríos, Diego Valiero, aseguró que estos contextos de crisis han sido, tradicionalmente, los que han habilitado el debate acerca de la distribución de recursos entre los distintos estados. Apostó a que se avance en eliminar o disminuir el impacto de una serie de normas "que han ido distorsionando el régimen de coparticipación" a fin de clarificar la relación entre provincias y Nación.
"Se han intercambiado alternativas para hacer más viable la situación de las provincias en el contexto que estamos viviendo", afirmó aunque minimizó la concreción de una suerte de "frente común" para requerir más recursos a la Nación.

"La situación de Entre Ríos no es particular. Hay un contexto general difícil que, básicamente, tiene que ver con una caída en la recaudación que empezó a sentirse en octubre o noviembre de 2008".

Apuntó a las características de la negociación que deberá entablarse para rediscutir la relación de recursos: "No es cuestión que puedan resolver dos personas. Se trata de una discusión que debe darse a nivel de todos los legisladores, todos los gobernadores y la Nación porque hay medidas que convendrán a unos y afectarán a otros", remarcó y recordó que hay normas que, para su reforma, se requieren "mayorías especiales que obligan al consenso".

"La Ley de Coparticipación fue modificada, reformulada, por diversas leyes que hicieron que estos recursos, o entraran en menos cuantía a la canasta de distribución o, en algunos casos, en lugar de ir en los porcentajes ordinarios había otra afectación particular que fue achicando la masa que le fue tocando a las provincias", remarcó al insistir con las distorsiones que habría que eliminar del régimen vigente, como primer paso de la negociación.

"Algunos plantean ¿por qué Entre Ríos no ha peleado? No es que Entre Ríos no ha peleado si no que hay que buscar acuerdos muy difíciles de conseguir", subrayó quien ocupa el cargo de ministro desde diciembre de 2003.

Comparó la situación actual con la que se vivió con la crisis de 2001. "La emisión de bonos, en su momento, se planteó en un contexto de insuficiencia del estado y de todo el aparato económico, situación muy agravada porque no había ninguno tipo de liquidez. Se hizo indispensable una herramienta para cubrir esto", describió y concluyó: "No es la situación que se da hoy. El estado tiene problemas pero no es asimilable a lo que vivíamos en el 2001 cuando las provincias tenían un gran problema con la deuda pública".

"Hoy hay provincias que tienen a la deuda pública como un gran problema pero no es un problema de Entre Ríos", remarcó.

Impuesto al cheque

En el paquete de normas que Valiero incluye entre las que se han sumado para distorsionar el régimen de coparticipación, se incluye el tributo a los créditos y débitos.

Precisó, en primer lugar, que hoy retiene la Nación "un 87 % aproximadamente" y el resto se distribuye entre las provincias. Si bien se prevé que sea el 30 % de lo recaudado sujeto a coparticipación, en ese 30 % se incluye a la Nación. "Lo natural es que las provincias pidan una modificación a este impuesto para que sea distribuido de otro modo", apostó. "Hubo intentos en el Senado y veremos que va a ocurrir ahora a fin de mejorar el perfil del conjunto de las provincias".

Estimó que lo conveniente será "ir avanzando paulatinamente" en una mejora en los índices a favor de las provincias "hasta conseguir un porcentaje mayor". Valor Local

Comentá la nota