Proponen a María del Carmen Rodríguez de Zúccaro como candidata a concejal.

Hombres del zuccarismo le pidieron al intendente que contemple la posibilidad. Entienden que así resolverían el pedido de listas testimoniales de Kirchner. Además de arrastrar más votos hacia la boleta oficialista.
La coincidencia fue tal que varias espadas zuccaristas decidieron proponerle la idea al intendente Humberto Zúccaro: que su esposa y actual Secretaria de Cultura y Educación e Integración, María del Carmen Rodríguez de Zúccaro, encabece la lista de concejales del PJ para las legislativas de junio.

La idea pretende resolver varios problemas que se le han presentado al oficialismo a la hora de armar la lista, luego del pedido de Néstor Kirchner, titular del PJ nacional, de que sean los intendentes quienes lideren la nómina de concejales.

Por un lado buscan conformar los reclamos del ex mandatario, al poner en la boleta al mismo apellido del jefe comunal, y por el otro eclipsar la posibilidad de que el peronismo disidente logre aglutinar la mayor cantidad de votos posibles.

"Los que votan a la Coalición Cívica no van a pensar en el PJ o el PJ disidente; pero los peronistas que quizá estén indecisos necesitan de figuras fuertes y nadie mejor que María del Carmen Rodríguez de Zúccaro, quien además de encarnar el proyecto de Humberto, ha demostrado durante varios años ser una militante de primera línea, con un trabajo desde la función pública que es un ejemplo", señaló uno de los impulsores del "operativo María del Carmen".

Cuestión de apellido

Luego del pedido de Kirchner, que buscaba que los intendentes vayan al tope de las listas a concejales, una idea que pretende evitar fuga de votos y que algunos jefes comunales jueguen a dos puntas o coloquen hombres propios en otras estructuras, la alternativa que propusieron mandatarios locales fue la de lanzar las candidaturas de algunos de sus familiares que estén en la función pública.

Así, evitarían enfrentar el malestar de la gente respecto a las listas testimoniales, es decir que ser candidatos pero no asumir, pero de todos modos tienen a sus apellidos arriba de la lista.

"Es la mejor manera de salir del brete en el que estaría Pilar ante el pedido de Kirchner, de que encabecen la lista los intendentes, o un apellido de peso", reflexionó uno de los portavoces del pedido, con solicitud de reserva de su identidad.

Ayer, un grupo de hombres del oficialismo le habrían transmitido a Zúccaro la idea, que, según señalaron, "no le habría caído mal".

De todos modos, saben que el intendente decide "por sí solo" las postulaciones, mientras que "nunca se va a dejar imponer un nombre".

Comentá la nota