Proponen instalar en la Ciudad de Buenos Aires botones antipánico

Serán para reforzar la seguridad urbana y el proyecto avanza en la Legislatura. Funcionarán junto a las videocámaras, en plazas y lugares públicos, para alertar sobre delitos y emergencias
Un botón para que los ciudadanos alerten sobre delitos, accidentes y emergencias de cualquier tipo en la vía pública, conectado directamente con operadores del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, podría ser instalado en el mediano plazo junto a las videocámaras que ya vigilan el espacio público de la Capital si prospera un proyecto presentado en la Legislatura.

La iniciativa del diputado macrista Martín Borrelli y que ya obtuvo despacho favorable de la Comisión de Seguridad propone que estos dispositivos "permitan la comunicación audiovisual" entre la persona que los activa y la central que recibe las imágenes transmitidas por el sistema de cámaras.

El aparato habilitará la eventual intervención por altavoz de los operadores del centro de monitoreo para detener situaciones indeseadas. El botón de emergencias intenta completar el sistema, brindar una herramienta más no sólo por la inseguridad, sino también en caso de emergencias. Por ejemplo, si ocurre un accidente de tránsito o un incendio.

La intención es que, disparada la alarma, el operador de turno pueda dirigir la correspondiente videocámara hacia el incidente en curso y, si fuera posible, dialogar con el solicitante sobre el motivo del aviso, y proceder a comunicarse con la repartición correspondiente con potestad para intervenir: la Policía Federal, los bomberos, el SAME o Defensa Civil.

El proyecto de ley prevé asimismo que, al igual que las videocámaras ya instaladas en plazas y sitios públicos, los botones de emergencias o "antipánico" estén claramente identificados y posean estructura antivandálica.

Según datos oficiales, el gobierno porteño maneja actualmente poco menos de 200 cámaras distribuidas en parques y plazas, un número que planifica duplicar antes de fines de año que se suman al par que opera el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño y otras 200 dispuestas por la Policía Federal.

El sistema de cámaras administrado por el gobierno porteño fue regulado por la ley 2602, para impedir el mal uso de las imágenes captadas y no violar la intimidad de los ciudadanos según informa el diario La Nación.

Cuando la seguridad sigue siendo el principal motivo de preocupación de la población porteña, desde el ministerio que conduce Guillermo Montenegro aseguran que, gracias al monitoreo de las imágenes provistas por las videocámaras, han logrado actuar coordinadamente con la Policía Federal para prevenir y castigar delitos.

Comentá la nota