Proponen declarar la emergencia habitacional a nivel provincial

Debido a la grave situación habitacional y de tierra de la provincia de Río Negro, desde el Bloque Encuentro - Frente Grande insistieron en la necesidad de crear la Emergencia Habitacional y Dominial, para contar con los mecanismos necesarios para cumplir con el objetivo de dar respuestas a tales demandas de la sociedad.
El presidente del Bloque Encuentro – Frente Grande, legislador Facundo López, consideró que el Consejo Asesor de la Tierra y la Vivienda no cumplió con las expectativas y reiteró la necesidad de crear la Emergencia Habitacional y Dominial en todo el territorio rionegrino, tal como se impulsó de ese bloque el año pasado. Asimismo y a través de un Proyecto de Comunicación, solicitó que se reglamente en forma urgente La Ley Provincial Nº 3396, que facilita la regularización de las tierras, permitiendo obtener el título de la propiedad, aún cuando el propietario tenga deudas tributarias, impositivas o de tasas.

Con el idéntico objetivo, ya en diciembre de 2006 desde el mismo Bloque se presentó un Proyecto de Comunicación que hacía mención precisamente a la Ley Nacional 24.374, conocida como "Ley Pierri". Dicho proyecto caducó en marzo de 2008 y la situación de crisis habitacional y de tierras no ha variado.

Si bien la Provincia ha adherido a esa Ley, aún no ha sido reglamentado, lo que se constituye en un obstáculo para los municipios que pretendan adherir a dicha Ley, con el objetivo de contribuir a la regularización de tierras, se indicó a través de una gacetilla de prensa.

El legislador López admitió que el Poder Ejecutivo reconoció la crisis en la temática a partir de la conformación del Consejo Asesor para la Tierra y la Vivienda, sin embargo, agregó el legislador, este órgano "no ha implementado soluciones por el momento y las herramientas legales que se poseen en la Provincia para tal fin son escasas, a pesar de los innumerables proyectos presentados por este y otros Bloques legislativos".

El legislador López agregó que la declaración de Emergencia Habitacional impulsada el año pasado por ese bloque, "implica una situación de excepción en la que el Estado debe concertarse absolutamente en volcar los recursos y la capacidad técnica en atender esta problemática para empezar a resolver un problema que no se resuelve en el corto plazo".

No obstante ello, el legislador remarcó que "existen herramientas sancionadas a nivel nacional que la provincia ha adherido pero no reglamentado, como por ejemplo la ley 24.374".

"Han pasado largos nueve años desde el momento de la promulgación sin que el Poder Ejecutivo de Río Negro haya actuado frente a la reglamentación de la ley, dejando a miles de potenciales beneficiarios sin una herramienta vital para estos y para la administración provincial, que con dicha ley puede regularizar inmuebles que sin la aplicación de la ley se hace imposible llevarlo adelante", expresó.

Los municipios, aunque adhieran a la ley, no pueden poner en práctica sus contenidos sin la reglamentación de la misma, ya que dependen de muchos de sus artículos (registros de dominio centralizados en el catastro provincial, registro de la propiedad, entre otros).

Como antecedente, López mencionó que el mes pasado el municipio de Bariloche firmó un convenio con el Ministerio de Hacienda de la provincia que promueve la regularización dominial de viviendas.

El acuerdo indica que la comuna tendrá a su cargo el asesoramiento y la verificación del cumplimiento de los requisitos establecidos en la Ley 24.374, también denominada "Ley Pierri".

Qué dice la "Ley Pierri"

La "Ley Pierri" define que, gozan de sus beneficios, los ocupantes que acrediten la posesión pública, pacífica y continua durante tres años con anterioridad al 1 de enero de 1992, y su causa lícita, de inmuebles urbanos que tengan como destino principal el de casa habitación única y permanente, y reúnan las características previstas en la reglamentación.

Pueden acogerse al régimen, procedimientos y beneficios de esta ley, las personas físicas ocupantes originarios del inmueble de que se trate; el cónyuge supérstite y sucesores hereditarios del ocupante originario que hayan continuado con la ocupación del inmueble, las personas, que sin ser sucesores, hubiesen convivido con el ocupante originario, recibiendo trato familiar, por un lapso no menor a dos años anteriores a la fecha establecida por el artículo 1, y que hayan continuado con la ocupación del inmueble y los que, mediante acto legítimo fuesen continuadores de dicha posesión.

Los beneficiarios gozarán del beneficio de gratuidad en todos los actos y procedimientos contemplados en esta ley, los que fijare la reglamentación o la autoridad de aplicación en sus respectivas jurisdicciones. En ningún caso constituirán impedimentos, la existencia de deudas tributarias, impositivas o de tasas que recaigan sobre el inmueble, ya sean de jurisdicción nacional, provincial o municipal, con excepción de la contribución especial establecida por el artículo 9 de la ley en cuestión.

La ley en su artículo Nº 8 establece que "las provincias dictarán las normas reglamentarias y disposiciones catastrales y regístrales pertinentes para la obtención de la escritura de dominio o título".

Por su parte la provincia de Río Negro complementa la ley nacional, sancionando el 28 de julio de 2000 la ley 3396 que pretende implementar y completar la 24.374 en nuestra jurisdicción, otorgándole a la autoridad de aplicación la facultad de reglamentarla, sin que esto ocurra hasta el presente.

Comentá la nota