Proponen crear una planta de tratamiento de residuos cloacales

La falta de un destino final para los residuos cloacales de la localidad motivó el análisis de una iniciativa que contemplaría la creación de una planta de tratamiento. La iniciativa le pertenece al concejal Francisco Couso quien denunció que la materia fecal de los atmosféricos es arrojada en el basural local, a sólo 40 metros del arroyo Claromecó
Tras haber recibido numerosas denuncias por parte de vecinos que ven asiduamente cómo es arrojado el residuo de las cloacas de los atmosféricos en el basural, el concejal del unibloque Peronismo en la Coalición Cívica, Francisco Couso, investigó la situación dada en la localidad ante la saturación del sistema y propuso la construcción de una planta de tratamiento.

"El desagote de los pozos ciegos es un tema complicado en la localidad", dijo el concejal a LA VOZ DEL PUEBLO tras admitir que está recibiendo "desde hace dos años, denuncias permanentes", por parte de vecinos de la villa que observan cómo los camiones atmosféricos de Claromecó desagotan en el arroyo del mismo nombre, en épocas de invierno los residuos cloacales.

Después de haber compartido este tipo de denuncias con la delegada directora del Ente Descentralizado, María Angélica Souto, (quien le admitió recibir el mismo tipo de advertencias, pero que no pudo detectarlo); Couso relató que el jueves de la semana pasada, vio pasar a uno de los camiones en cuestión al cual siguió hasta el lugar de descarga. "Están descargando en el basural a cielo abierto, a 40 metros del arroyo. No es culpa del camionero sino del Estado y nuestra por no tener una legislación pertinente para el tema, y no proveerle a este tipo de transporte de un lugar para desagotar lo que saca de los pozos", comentó.

Una solución

Una pronta solución al problema, según Couso, puede llegar tras una conversación que mantuvo con un reconocido empresario de la ciudad cabecera y que tiene un gran emprendimiento en la localidad balnearia, con el que conversó del tema por casualidad.

En esa ocasión según el edil, surgió el tema de un proyecto personal, enriquecido por transportistas de este tipo de trabajo de Tres Arroyos, quienes plantean la necesidad de construir una planta para Claromecó que no sería muy costosa.

Se trata de uno o dos silos de almacenamiento y un camión que transporte una gran cantidad de litros del residuos cloacal, según contó el entrevistado. Además será necesario un semirremolque o un camión acoplado de combustibles, que alcanzarían para llegar a Tres Arroyos y desagotar en la planta depuradora de la ciudad cabecera. "Se habla de mucha cantidad de desperdicio que puede llegar al arroyo", expresó Couso.

El concejal mantendrá mañana una reunión con el secretario de Gobierno, Hugo Fernández, para tratar el tema y mostrarle el proyecto. Se analizará la viabilidad de la iniciativa para que sea costeado por la propia Municipalidad debido a lo "acotado" del presupuesto actual del Ente Descentralizado, según estimó.

"Si tenemos a través de la Nación más de 120 millones de pesos en promesas de obras, me parece que no costaría nada gastar en la construcción de una planta de tratamiento de residuos cloacales de Claromecó y un transporte que lo lleve a Tres Arroyos, con un operario solo", dijo a LA VOZ DEL PUEBLO.

Concluyó con que la idea no es complicada y se solucionaría un problema muy grave, "porque aunque no lo parezca ésta es una de las tantas cosas que están ocultas en la vida de todos los pueblos y que afectan al medio ambiente y la salud de la gente", remató.

Comentá la nota