Proponen crear un ministerio para combatir desempleo

Apunta a la promoción del empleo, la capacitación, la protección de los derechos de los trabajadores y la solución de los conflictos laborales.

El diputado provincial Renato Gigantino presentó un proyecto de ley, por el cual propone la creación del ministerio de Trabajo y Previsión Social de la provincia.

El diputado radical, en los fundamentos de su iniciativa, considera que en el actual escenario socio-económico "la intervención y participación del Estado resultan claves para atenuar los efectos claramente irritantes para el tejido social, de realidades como la exclusión, la desigualdad, la pobreza, la falta de oportunidades, la inequidad. Por estas razones, y teniendo en cuenta las múltiples aristas que tienen estas problemáticas, consideramos que el Poder Ejecutivo debería disponer, en la estructura gubernamental, de un organismo que concentre algunas funciones y competencias, ahora diseminadas en el organigrama oficial, y que tenga como misión central llevar a la práctica una política integral de empleo y previsión social".

Subraya la necesidad de que el nuevo ministerio trabaje sobre cinco ejes centrales: a) la capacitación y la formación laboral, para la inserción socio - productiva de sectores vulnerables, b) la promoción de empleo sustentable; c) la protección de los derechos laborales, a través del ejercicio eficiente del poder de policía en materia laboral; d) la solución de conflictos laborales y/o salariales, a través de la conciliación y el arbitraje; y e) el desarrollo de políticas de previsión social.

En la extensa fundamentación del proyecto se destaca que la generación de nuevas fuentes laborales estará direccionada a "promover y apoyar a las micro y pequeñas empresas, microunidades productivas, cooperativas y otras formas organizativas de la economía social; con el objetivo de elevar las posibilidades de ingreso o re-ingreso al mercado formal de los trabajadores desocupados", como también a "formular programas que alienten específicamente el empleo de trabajadores jóvenes, mujeres con responsabilidades familiares, discapacitados, trabajadores migrantes o estacionales y otros grupos especiales de trabajadores".

En materia de protección de los derechos laborales, considera que la política oficial en la materia debe estar orientada a fortalecer el poder de policía del trabajo que le compete al Estado, de conformidad con lo que establece la Constitución provincial y las disposiciones vigentes en materia laboral, como también lo relativo a higiene, seguridad y salubridad en el trabajo, accidentes laborales y enfermedades profesionales, entre otros; desarrollando "acciones o programas orientados a asegurar la igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres en el acceso al empleo y en el trabajo, como asimismo la protección de la maternidad, la eliminación del trabajo forzoso y del trabajo infantil".

En defensa de los jubilados catamarqueños

Gigantino dedica un especial párrafo al "asesoramiento y asistencia a los beneficiarios del régimen de previsión provincial transferidos a la Nación, velando por el cumplimiento de los convenios suscritos y la demás normativa vigente en materia previsional; asegurando en particular el derecho de los mismos a gozar de la movilidad del haber jubilatorio (82 %). En el mismo sentido, considera que el nuevo ministerio debería trabajar en el análisis de factibilidad "para establecer un nuevo régimen de previsión social provincial".

Comentá la nota