Proponen coparticipación vecinal para hacer obras en los barrios

El secretario general de la Confederación Vecinalista y Fomentista de la República Argentina (CO.VE.RA)Omar Frade dijo ayer que "a muchos dirigentes vecinales les resulta más fácil pararse en la puerta de la intendencia a pedir subsidios que luchar por la coparticipación vecinal, como sucedió en Trelew y Comodoro Rivadavia.
Frade, que expuso ayer durante una jornada de capacitación para dirigentes vecinales dijo que en esa dos ciudades del Sur, "las vecinales" como se denomina a esas organizaciones, reciben 50 centavos por cada boleta de alumbrado, barrido y limpieza, con la condición de que se destinan directamente a obras.

El dirigentes vecinalista conduce desde hace 20 años la Sociedad de Fomento y Cultura de Villa Madero, en el partido bonaerense de La Matanza.

La entidad tiene 12.000 socios, dispone de un servicio de salud con 56 médicos, ambulancias, una casa quinta con dos piletas de natación y la única emisora de radio FM autorizada por el COMFER El servicio médico y la infraestructura se mantiene con un bono mensual de $8 por familia . Hace seis años obtuvo el premio nacional a la Innovación Social en la Argentina y hace cuatro ganó el premio al mejor sistema de salud de toda la Argentina.

Explicó que " por perjudicarnos la municipalidad se llevó la sala de primero auxilios, empezamos a pagar un bonito, pusimos un médico, después otro y así hasta el presente".

El secretario de la CO.VE.RA dijo que " si una vecinal no puede cobrar una cuota social es porque no hace nada y la pobreza no es justificativo, porque todos, por más pobres que sean pueden poner unos centavos; el tema es que esos centavos deben ir a obras, al bien común. Si la dirigencia cumple y hace obras, después puede pedir un poco más"

Frade, consideró que el principal problema para organizar al vecinalísimo es la falta de participación..Para Frade otro de los errores es que muchos dirigentes vecinales tienen como única meta llegar a la política;"Yo hago política desde que me levanto, pero no partidismo. Otros quieren ser presidente vecinales para después ser concejales, entonces se salvan ellos pero no el barrio.

Comentá la nota