Proponen ampliar y aclarar beneficios impositivos municipales para discapacitados

El Ejecutivo municipal presentó un proyecto para exceptuar del cobro de la Tasas a discapacitados que habiten una vivienda familiar y no posean ingresos de consideración. Amplía beneficios ya vigentes desde 1986. Entre los argumentos se indica que el Ejecutivo tiene competencia para “instaurar beneficios acordes con la realidad económico-social a favor de las personas con capacidades diferentes”.
La incorporación de un artículo a la ordenanza 124, vigente desde 1986, permitirá a los discapacitados de la ciudad acceder con mayor facilidad al beneficio de quedar exceptuados del pago de tasas municipales. Según una iniciativa presentada por el Ejecutivo municipal al Concejo, las personas con capacidades diferentes quedarán eximidas del pago de la Tasa por Servicios Municipales y la Tasa por Desarrollo Suburbano Rural y Planeamiento; que se suma a lo ya estipulado por la normativa del ’86 en cuanto a la “excepción sobre la Tasa por Alumbrado, Barrido y Limpieza, y/o conservación, reparación y mejorado de la red vial municipal”.

Esa misma ordenanza incluía una “reducción del 50 por ciento en la Tasa por Inspección, Seguridad e Higiene a toda persona discapacitada titular de único comercio siempre que el mismo sea atendido en forma personal”.

La norma de 1986 estipulaba que los primeros beneficios mencionados se aplicarían a “toda persona discapacitada titular de única vivienda”, pero en la práctica “resulta irrisorio e irreal puesto que en la generalidad de los casos y situaciones que se presentan ante el Municipio, no es precisamente el discapacitado el titular registral del inmueble”. Según se corrige ahora, esta situación “coarta el derecho de acceso a beneficios de índole tributaria, que deberían estar amparados por un equilibrio igualitario para todos como así también de fácil acceso y comprensivo de las situaciones más vulnerables que existen en la sociedad”. Por ese motivo, se incluye a los discapacitados que habiten una casa cuya titularidad corresponda al padre y sea vivienda única.

Además, según pudo saber ANB, el proyecto elaborado por el Ejecutivo incluye como condición para el acceso al beneficio, que el ingreso familiar del discapacitado tramitante “no supere los cuatro haberes mínimos”, además de presentar el certificado correspondiente emitido por el Consejo para las Personas con Discapacidad dependiente del Ministerio de Familia de Río Negro.

Entre los argumentos de la iniciativa se señala que “resulta de gran importancia incluir a la ordenanza 124-86 una norma aclarativa respecto de los recaudos que debe cumplimentar el discapacitado para acceder a una exención”; y que el Estado está facultado, por la Ley 2055, “a promover y fomentar planes y condiciones dignas para los discapacitados en todo ámbito social para su integración al mismo”.

Comentá la nota