Proponen en qué afectar fondos de la soja

Se apunta a seguridad y promoción cultural. En el primero de los casos se sugiere mejorar la iluminación en distintos sectores. Y en el restante la construcción de dos bibliotecas.
El bloque de concejales de Acción Comunal-Frente para la Victoria, anunció la presentación de un proyecto de ordenanza por destinar los fondos provenientes de la coparticipación de los derechos de exportación a la soja que corresponderán a Tres Arroyos, a obras que mejoren la seguridad y reconozcan el accionar de las entidades sociales intermedias que trabajan por el crecimiento personal.

Se propone destinarlos a la construcción de dos bibliotecas, a la adquisición de equipos de transporte municipal y a la mejora de la iluminación en barrios y plazas.

Arnaldo Guglielmetti expresó que "Tres Arroyos ha adherido al llamado Fondo Federal Solidario, por lo que nos pareció importante abrir la discusión sobre el destino que le daremos a esos casi tres millones de pesos que ingresarán durante el año 2009. En tal sentido estimamos que las dos áreas donde tenemos mayores carencias son, obviamente, la seguridad, pero también en la infraestructura de promoción humana, cultural y educativa. Por eso pensamos una serie de obra que ponen el acento en esos temas".

En ese sentido, el titular de la bancada sostuvo que la construcción de los edificios "para la biblioteca de Claromecó y para la Biblioteca La Tranquera en nuestra ciudad, son dos prioridades importantes. En el caso de Claromecó, el servicio que brinda la única biblioteca existente es un esfuerzo de la comunidad que debe ser apoyado y estimulado. En primer término, porque permite a los alumnos y a los mayores un acceso a los libros que es una herramienta fundamental para el crecimiento y la superación personal. Pero también porque puede convertirse en un centro cultural que la localidad no tiene, con un impacto fuerte también como atracción turística y servicios a los visitantes. En el caso de La Tranquera, es también una empresa comunitaria que pone el acento en avanzar en la igualdad de oportunidades, para que todos los habitantes de la ciudad, vivan en el centro o en los barrios, puedan tener los elementos necesarios para garantizar la calidad educativa que todos nos merecemos".

Minibuses

Por su parte el concejal Rubén López Muñoz indicó que "también proponemos que parte de los fondos se destinen a la compra de una flota de minibuses para ser utilizados por delegaciones de escuelas, de clubes, de centros culturales, jubilados, etc. Tres Arroyos es una de las poquísimas ciudades de la provincia cuya Municipalidad no cuenta con un servicio de transporte para trasladar a aquellos que la representan en distintos eventos. Cuando uno va a algún encuentro deportivo o cultural, siempre lo ve rodeado de micros o combis de los gobiernos municipales, que de esa manera contribuyen al enriquecimiento personal de sus habitantes y muestran todas sus potencialidades. En nuestro distrito, eso se logra con el esfuerzo individual, y muchas veces impide que los tresarroyenses podamos mostrar todas las cosas buenas que hacemos".

Seguridad

Finalmente, el concejal José María Marcolongo agregó que "no tenemos que justificar por qué pedimos que parte de esos fondos se destinen a la seguridad. Es hoy el principal problema que enfrentamos los tresarroyenses. Más allá de las soluciones de fondo, que abordamos en los proyectos de ordenanza presentados el año pasado, es importante considerar que hay también aspectos de nuestra infraestructura urbana que deben ser mejorados. Nos parece que la iluminación es una de ellas. Por eso proponemos que se encare con estos recursos el recambio y ampliación de la cantidad de luminarias en toda la ciudad, especialmente en los sectores que más lo necesitan y en algunas plazas y espacios públicos. Nosotros hemos pedido reiteradamente, por ejemplo, por la Plaza Islas Malvinas y por las adyacencias de escuelas nocturnas, como la Escuela Industrial. Esta una buena oportunidad para dar una solución de fondo a este tema".

El presidente del bloque concluyó indicando con qué criterio se eligieron la mayoría de las obras. "Hemos seleccionado en su mayoría obras que no son responsabilidad directa de los gobiernos nacionales y provinciales, porque si no estaríamos usando la plata de las retenciones para aliviar las responsabilidades de esos propios niveles de gobierno".

Comentá la nota