Proponen acciones para mejorar el sistema carcelario

Se lanzó el II° Congreso Nacional Interdisciplinario Criminológico Penitenciario en la provincia. Se desarrollará hasta el sábado y apunta al intercambio de ideas para mejorar el sistema carcelario y la inserción social de los internos.
Presidido por el vicegobernador a cargo del Ejecutivo Provincial, Rubén Uñac, en la mañana de ayer se puso en marcha el II° Congreso Nacional de Criminología Penitenciaria en San Juan. El encuentro nucleó referentes del área de distintos puntos del país y de diferentes Poderes del Estado. El Congreso durará hasta el sábado 8 de noviembre y en los tres días de duración se pretende intercambiar conocimientos, experiencias y filosofías metodológicas para la institucionalidad del sistema y por consiguiente que la traducción de los resultados se vuelquen en la sociedad.

Durante la apertura del Congreso, el vicegobernador Uñac expresó la importancia del encuentro al detallar que no se trata de evaluar la situación de encierro solamente sino que también es fundamental el trabajo interdisciplinario para mejorar la calidad de vida de los internos, del personal carcelario y fundamentalmente buscar la reinserción social con resultados óptimos para la comunidad.

Quien se explayó en hacer un análisis situacional del sistema penitenciario en la provincia fue el ministro de Gobierno de San Juan, Emilio Fernández, hizo un recuento estadístico de las detenciones carcelarias en la provincia y comparándolas con los índices nacionales y hasta internacionales, destacó que San Juan está por debajo de todos los números reflejados en el país.

“Tenemos una población de internos de 720 personas y una población de personal carcelario de 320. Esto quiere decir que los números están equilibrados si tomamos en cuenta una comunidad sanjuanina de 600 mil habitantes. Tenemos que trabajar en la capacitación del personal penitenciario, lo estamos haciendo pero sabemos que falta camino por recorrer”, dijo Fernández.

Por otro lado y haciendo una argumentación de los motivos que derivaron en la cantidad de detenidos, el funcionario expresó que la situación educativa y la falta de empleo de los reclusos a la hora de sus detenciones fueron factores determinantes para la realidad que hoy tiene San Juan en este tema (ver Hoy en el Penal).

Para terminar, Fernández expresó que “el freno más grande que hay en la inserción social es la realidad, nosotros hoy venimos de una crisis muy grande y que eso se traduce en la administración de los establecimientos carcelarios. Hay que trabajar mucho en capacitación y sobre la recuperación de los internos. Pero también hay que trabajar mucho en la sociedad porque si al cabo del cumplimiento de la condena, la sociedad no es capaz de abrir las puertas a los ciudadanos que purgaron condena por delito, evidentemente estamos en una hipocresía de difícil solución. Creemos que con políticas sociales adecuadas y políticas educativas serias donde los niños y jóvenes se inserten con reales posibilidades que terminen en trabajo”.

Comentá la nota