La FAA propone volver a las rutas

La FAA propone volver a las rutas
La entidad llevará el jueves a la Mesa de Enlace la moción de un plan de lucha gradual, que comenzaría el domingo 15.
Especial

El consejo directivo de Federación Agraria Argentina (FAA) resolvió ayer en Rosario avanzar en una "estrategia gradual y creciente de lucha" a través de una semana de protesta que incluya el cese de comercialización sólo de granos, con la presencia de los productores al costado de las rutas. Si bien no hay fecha de inicio, el paro podría extenderse del 15 al 20 de febrero.

La propuesta no incluye la suspensión de ventas de hacienda y fue decidida por unanimidad entre todos los consejeros de la entidad, en reclamo ante la falta de respuestas oficiales para la crisis que soporta el sector.

Las jornadas de protesta fueron aprobadas por las 23 asambleas realizadas en los últimos días en las provincias de Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa y Córdoba, y serán presentadas y puestas a consideración en la reunión de la Comisión de Enlace, prevista para el jueves próximo.

Además del cese de comercialización agrícola, la FAA va a sugerir la realización de un acto el viernes 20, en la ciudad de Leones, en el marco de la Fiesta Nacional del Trigo. "De ese modo, se podría señalar que el fracaso de la política triguera es un ejemplo de todo lo malo que han hecho los Kirchner en materia agropecuaria", admitió el dirigente.

Vuelta a las rutas. La resolución adoptada por la FAA no incluye la modalidad de los cortes de rutas, aunque sí movilizaciones, controles de carga y tractorazos en distintos puntos del país.

"Es el comienzo de una nueva etapa de protesta y dependerá del Gobierno que no se avance ni se profundice el reclamo", advirtió el presidente de la entidad rural, Eduardo Buzzi.

Al referirse a las características que tendrá el nuevo plan de lucha, Buzzi diferenció esta etapa de protesta de la que se inició el 11 de marzo del año pasado, tras el anuncio de la resolución 125. "No es la continuidad de la anterior lucha, sino una etapa que asume los problemas de hoy, que tienden a profundizarse ante la decisión del Gobierno de no convocar al diálogo a las entidades agropecuarias", aclaró.

En ese sentido, sostuvo que la decisión orgánica de la entidad es evitar y no estimular los cortes de rutas, debido a que hoy es el "peor de todos los mecanismos"; sin embargo, no dejó de advertir su falta de "control" sobre el accionar que elegirán los productores autoconvocados durante la protesta. Buzzi dijo que aspiraba a convocar y unir a los "trabajadores del campo y de la ciudad", pese a reconocer que seguramente, el nuevo esquema de lucha "no tendrá la misma simpatía" que tuvo en otro momento en la sociedad.

El dirigente aseguró que los productores han tenido especial cuidado en no dinamitar puentes de diálogo. Pero sostuvo que hay una actitud del Gobierno que no ayuda a solucionar los problemas del sector y que, por este motivo, la crisis del campo va empujando también a toda la cadena industrial agroalimentaria. Advirtió que si el Gobierno no diseña un nuevo esquema, en base al diálogo y la consulta con todos los actores económicos, la situación del interior tiende a agravarse con la profundización de la recesión y el desempleo.

Comentá la nota