El FpV propone postergar la tasa por emergencia del agro.

El bloque del Frente para la Victoria, liderado por Andrés Rosa, presentó un proyecto de ordenanza solicitando al Ejecutivo municipal la postergación del pago de los tributos locales desde el comienzo de 2009, por concepto de Tasa de Red Vial y la Tasa por Control de Marcas y Señales. Esta medida beneficiaría a las propiedades rurales del partido de Junín que sean declaradas en estado de emergencia por el Gobierno provincial.
La propuesta surge por “la severa crisis económica que está atravesando el sector agropecuario del sector de Junín, como consecuencia de las desacertadas políticas implementadas y la prolongada e inusual sequía que viene azotando a toda la región desde hace varios meses”, explicó Rosa a La Verdad.

Asimismo, en la presentación, los ediles recuerdan que “la Municipalidad de Junín ha solicitado al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires la declaración de emergencia para aquellos establecimientos agropecuarios que por el impacto de las condiciones climáticas hayan sufrido pérdidas significativas e irreparables”.

Además, se solicita la postergación de los pagos “teniendo en cuenta que la producción agropecuaria y todos los importantes sectores económicos que se agregan y desempeñan a su alrededor constituyen la columna vertebral del crecimiento y desarrollo social y económico de las diversas comunidades del país, especialmente de Junín”.

“En las presentes circunstancias es importante preservar y proteger al sector a través de acciones políticas y administrativas concretas que tiendan a aliviar los compromisos fiscales”, aseguró Rosa.

Ayuda local

Por otra parte, el concejal del FpV sostuvo que “el Gobierno nacional, en el marco de la emergencia agropecuaria, ha ordenado el diferimiento en el pago de impuestos para los productores que se encuentran afectados por la sequía”.

“Esto se ha hecho a través del decreto 33/09, por el cual se difieren por un año los pagos de los impuestos a las Ganancias, los Bienes Personales y la Ganancia Mínima Presunta, en las regiones declaradas de emergencia por la sequía, y en el marco de la Ley 22.913”, detalló.

En este marco, analizó que “sería importante desde el punto de vista económico y para dar apoyo político al sector agropecuario, que se implementen acciones locales como parte complementaria del paquete de medidas anunciadas por el Gobierno nacional”.

Pérdidas por 100 millones

de pesos en el distrito

Para la elaboración del proyecto de ordenanza que ahora se pondrá a consideración del Concejo Deliberante, Andrés Rosa dialogó con productores rurales del distrito, a fin de conocer datos del impacto económico de la sequía.

Según los datos aportados por el edil, “se estima que en Junín hay un 50% de pérdidas de rinde en maíz. También hay 110.000 hectáreas de soja, que según números alentadores hablan de un 20% de pérdida, además de los cifras preocupantes en cuanto a los tambos”.

“En general, se habla de una pérdida para nuestra ciudad de alrededor de 95 millones de pesos, y si agregamos las retenciones, tendríamos que hablar de más de 100 millones que faltarán este año, con lo cual el impacto en la región será tremendo”, apuntó el representante del FpV.

Además, mencionó que “en el ámbito de la ganadería se habla de 115 mil animales en el distrito, con un 50% que son madres, y estarían faltando alrededor de 5000 terneros”.

“Estas cifras son alarmantes, y el problema del campo no se limita a la falta de agua, sino que se agrava con las restricciones a las exportaciones de granos, carnes y lácteos, como así también a la caída de los precios internacionales, derivada de la crisis económica internacional”, analizó.

De este modo, puntualizó que “el impacto negativo será muy fuerte en nuestra ciudad, por eso nosotros presentamos este proyecto para que tienda a aliviar un poco la situación” con la postergación del pago de dos tasas municipales.

Comentá la nota