Más 6 mil propiedades tendrán cerca de un 200% de suba en el inmobiliario

Antes 42, ahora 81. Las comparaciones muestran la contundencia de los aumentos. De un período al siguiente un contribuyente rosarino pasó a pagar el doble.

Las propiedades rosarinas que sufrirán los mayores aumentos en el impuesto inmobiliario son más de seis mil . En estos casos, el incremento oscilará entre el 175 y 200 por ciento. La suba en el tributo, que comenzará a regir el mes próximo, forma parte de la reforma impositiva aprobada en la Legislatura provincial y sólo no abarcará a los contribuyentes que hacen un aporte mínimo (11 pesos por cuota) y a quienes están exentos. Aun así, en general los que tengan que pagar de más comprobarán en sus boletas un recargo cercano al 100 por ciento respecto de 2009.

   Consternados, los dueños de 360 mil propiedades rosarinas ya comenzaron a recibir las boletas del inmobiliario que emite la Administración Provincial de Impuestos (API). Y desde ese momento no pararon de llegar quejas a La Capital.

   A la hora de los detalles, en toda la provincia hay 1.339.242 propiedades, de las cuales 565.887 (el 42 por ciento) no tendrá modificaciones en sus obligaciones tributarias. Entre ellas se encuentran los exentos y quienes abonan el mínimo. A esta última categoría corresponden los contribuyentes que seguirán pagando 44 pesos anuales, es decir 11 pesos por cuota trimestral.

   El secretario de Ingresos Públicos de la provincia, Sergio Beccari, aclaró que este 42 por ciento a nivel provincial es mucho menor en Rosario, "porque es la parte de la provincia que mejores y inmuebles tiene y, por lo tanto, son menos los ciudadanos que pagan una cuota ínfima", consideró.

   Del total de los contribuyentes de Santa Fe, 242.521 pagarán hasta un 75 por ciento más y 277.221 recibirán una suba de entre el 75 y 100 por ciento. A su vez, más de 168 mil propietarios abonarán entre el 100 y 125 por ciento de incremento, 57.373 sufrirán un alza de entre 125 y 150 por ciento y para 11.195 será del 150 al175 por ciento, aparte de los 16.318 contribuyentes de toda la provincia que percibirán un aumento de entre 175 y 200 por ciento. De este total, el 35 por ciento corresponde a Rosario.

   La Administración Provincial de Impuestos (API) decidió incrementar el gravamen sobre las propiedades sin hacer el previo revalúo de los inmuebles. Se determinó el incremento según el valor vigente del inmueble y otros factores, como por ejemplo la ubicación geográfica. Así, un departamento levantado en un edificio cuyo terreno está valuado en 126.079 pesos y ubicado en Moreno e Ituzaingó pasará de pagar de 108 a 255 por cuota.

   "Qué barbaridad", repetía ayer Teresa, una jubilada que vive en la zona del parque Independencia. Ella deberá desembolsar más de mil pesos por año para pagar el inmobiliario cuando hasta el año pasado abonó 400 pesos. "Si este fuera el único aumento..., pero no, todo se fue a las nubes. No sé cómo voy a hacer", se preguntó la mujer.

   Una familia tipo de una casa en Colón y Riobamba pagaba 46 pesos. A partir de febrero, la cuota ascenderá a 93. "¡Y ahora quién podrá ayudarme!", exclamó la propietaria del inmueble parafraseando a un personaje televisivo.

   Por su parte, otros vecinos se comunicaron con este diario para hacer conocer su bronca. "Nos están mostrando, y lo notamos, que hay una inflación increíble y mientras tanto nos aumentan más los impuestos. ¿Cómo se sostiene esto?", dijo Guillermo desde Fisherton que por una vivienda de tres habitaciones y un jardín adelante (sin pileta), el valor de la cuota pasó de 116 a 276 pesos; en efecto recibió un alza del 176 por ciento.

   Susana es otra de las debe pagar más del 100 doble en el inmobiliario. Vive en Oroño y Jujuy y su boleta pasará de 90 a 220 pesos cada tres meses.

   Para Ovidio la situación es más complicada porque no sólo le llegó el aumento por su casa de barrio Echesortu (de 84 a 198 pesos), sino que se llevó un flor de susto cuando vio la boleta de los terrenos que tiene en Oliveros. "Debe haber un error", supuso desorientado ante este medio. "Voy a ir a la API porque esto no puede ser". Pagaba 85 pesos por un espacio con galpones para gallinas. Y ahora está obligado a abonar 395.

   "Esto es exagerado", "¿Qué se puede hacer?", "No voy a pagarlo, llamaré a un abogado", fueron las frases que se escucharon ayer.

   El funcionario provincial contestó que "hay que regularizar los impuestos. No se puede esperar que se gobierne sin aumentar los tributos" y agregó que "no se puede pretender que sólo lleguen fondos nacionales".

   Beccari señaló que "se pensó mucho antes de hacer los aumentos y por eso se mantuvieron las exenciones". A su vez, indicó que "se trata de avanzar según el rumbo que marca la economía". En esta oportunidad, confesó que "tal vez no era el mejor momento, pero se necesitaba hacerlo de una vez".

Atrás. Beccari señaló que si bien en Rosario se realizó una actualización de datos de las propiedades a partir del aumento de la tasa general de inmuebles 2008, no se actuó de igual modo en todos los municipios y comunas de la provincia, por lo tanto no se pudo hacer el revalúo general.

   Explicó que "se están cobrando impuestos sobre los precios que las propiedades tenían en 1992", con lo cual "todavía se cobra menos de lo que se debería recaudar". Y agregó que "es necesario recordar que este impuesto se coparticipa en un 50 por ciento a los gobiernos

municipales".

En braile

La Administración Provincial de Impuestos (API) emitirá las boletas del impuesto inmobiliario y de la patente única sobre vehículos en sistema Braille (de lectura y escritura táctil pensado para personas ciegas). En el primer caso, las partidas correspondientes ya comenzaron a ser distribuidas a un padrón de 573 contribuyentes.

Comentá la nota