Pronunciamiento de Corrientes Productiva sobre la represa Ayuí Grande

Los que suscribimos la presente, miembros de Asociación Corrientes Productiva, nos presentamos a esta audiencia con el objeto de: fijar y hacer pública nuestra posición respecto al proyecto que en la fecha se trata.
QUIENES SOMOS:

Pertenecemos a Asociación Corrientes Productiva: una entidad creada a fines de la década del 90(siglo XX pasado), en circunstancias que la provincia se sumía en una grave crisis político-económica.

Nuestros objetivos fueron: 1) conservar las fuerzas productivas, del sector privado, que luchaban por su supervivencia y 2) comprometer a toda la clase política provincial a producir una reforma profunda del estado y la administración, a fin de cambiar el escenario económico, hasta el momento: dominado, exclusivamente, por los recursos de la coparticipación y manejados desde la Nación. En otras palabras: modificar las componentes del ingreso per-capita y consolidarnos realmente, como estado federal, en la producción de bienes tranzables en los mercados mundiales.

POR QUÈ NOS PREOCUPA AYUI GRANDE:

Sabemos que disponemos de 5 minutos para exponer nuestra posición y tenemos consciencia, que en ese lapso, previsto para cada ponencia, en nuestra provincia, a consecuencia de la falta de inversión, un niño ingresa al estado de indigencia y desnutrición porque sus padres no pueden acceder a un trabajo, capacitarse y así percibir una remuneración digna.

En consecuencia y a medida que pasa el tiempo, miles de jefes de familia y su prole, sobreviven en las periferias urbanas, con sus hijos, desvalidos y desnutridos conviviendo con el más execrable medio ambiente. Las excretas de animales y humanos inundan las zanjas, por falta de infraestructura y cultura sanitarias y esos chicos, presos e ignorantes de su realidad, hacen turismo aventura jugueteando por las cunetas, anegadas de aguas podridas y contaminadas.

Por lo que sabemos y que algunos lo esgrimen como merito, hace ocho años que se discute represar o no el Ayuì grande. En ese lapso, todos los que conocen el lugar, no pueden olvidar que la provincia sufrió inundaciones y sequías. Algunos: padecieron sus consecuencias.

En las sequías murieron: ganado, peces, cachorros de mamíferos silvestres y el fuego consumió toneladas de masa forestal, incluido lo que quedó de pasturas.

En las inundaciones se perdieron retoños de especies arbóreas y obviamente se erosionaron los suelos, llevándose huevos, semillas y tierras de abono.

POR QUE NOS ANGUSTIAMOS:

Si a un elemento tan sensible a la gravedad, como lo es el agua, en todo el mundo se pone empeño en manejarla; no entendemos el porque de no hacerlo, en este caso.

La visualización del territorio por medio de las

imágenes satelitales, nos muestran como el vecino Brasil construye represas, en cuanto lugar lo permita su topografía.

Consecuentemente la utilizan para regadío. 1.200.000 hectáreas de arroz se cultivan en los Estados de Río Grande do sul y Santa Catarina. En Corrientes 80.000 cuando, según información fidedigna, disponemos de 2.500.000 aptas.

Nuestros vecinos, al parecer, no discuten tanto sobre las especies cuyos habitat, obviamente modifican. Piensan en la especie principal del planeta: el hombre y por tanto producen alimentos para comer ellos y obviamente, vendérselo al mundo.

En la medida de lo posible cuidan de su fauna y flora…!pero siempre en la medida de lo posible! No olvidan que al medio ambiente pertenece: principalmente el hombre.

No podemos nosotros, ciudadanos de esta provincia, darnos el lujo de prescindir del sentido común. Por eso, siendo que muchos somos técnicos con experiencia en distintas disciplinas, no venimos a esta audiencia a sostener o defenestrar conclusiones basadas en estadísticas, estudios o leyes.

Pensamos sencillamente que debemos tener real conocimiento sobre la dimensión del asunto que tratamos. El núcleo del proyecto afecta un 0,8% del territorio provincial. De ser este exitoso en conjunto, podría darnos para comer durante cuatro años si padeciéramos, eventualmente, una hambruna. Dios no lo quiera nunca,

POR QUÈ NOS DESESPERAMOS:

Pareciera que el Ayuí Grande se ha invertido. En vez de ser un cauce de agua que une los valles por donde escurre, como son la mayoría de los cursos de agua en el mundo civilizado, se ha transformado, lamentablemente, en la divisoria que separa a: los pudientes y malignos cultivadores de los humildes y benignos conservacionistas.

La historia del hombre esta signada por las dificultades que implica cualquier obra, por más pequeña que esta sea.

La inteligencia de un pueblo se evalúa por la forma en que se articulan los intereses, superarando las diferencias, para lograr el bienestar de los habitantes en base al trabajo y la producción.

CUAL ES NUESTRA POSICION:

Primero: Creemos firmemente que el proyecto se debe ejecutar por haber sido planteado considerando las técnicas y experiencias sobre el particular.

Segundo: Instamos a los poderes del estado provincial (ejecutivo, legislativo y judicial) a enmarcar el emprendimiento dentro de una política de estado, a fin de desalentar a los intereses mezquinos y sectoriales capaces de interferir o cancelar el proyecto.

Tercero: Convocamos a todos los interesados, directa o indirectamente, a superar cuestiones de índole facciosa y apuntalar el proyecto con la actitud superadora que es la condición indispensable para la creación genuina de trabajo y empleo.

Pensamos en definitiva que: ningún correntino podrá disfrutar de nuestras riquezas naturales, en silencio o escuchando algún chamamè, mientras cohabiten en el territorio provincial niños sin futuro, sumergidos en la miseria urbanizada del subdesarrollo y con un ambiente naturalmente conservado pero despoblado por falta de oportunidades laborales.

Comentá la nota