Hay pronóstico de lluvias hasta el cierre de 2009

La atmósfera acumula mucha humedad. Se esperan temperaturas de entre 32 y 34 grados para mañana.
Las lluvias que se abatieron sobre distintas localidades de la provincia en Nochebuena y Navidad seguirán siendo las protagonistas del tramo final de 2009. Así lo indican los pronósticos que emitió ayer el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), con proyección hasta el próximo martes. Si bien se emitió ayer un cese del alerta dispuesto desde el viernes para el este salteño y otras zonas del norte argentino, el SMN pronóstico hasta el martes 29 probables lluvias y tormentas desde Rosario de la Frontera, Metán y el Valle de Lerma hasta Orán, San Martín y Rivadavia. Según los últimos reportes del organismo, las temperaturas irían en aumento hasta mañana, cuando alcanzarían valores cercanos a los 32 grados en la capital y municipios vecinos del Valle Lerma y los 34 grados en Metán, Orán y Tartagal.

Al respecto, el meteorólogo Ignacio Nieva precisó que las condiciones reinantes en la región se prestan para probables lluvias y tormentas hasta Año Nuevo inclusive.

"Hay mucha humedad en el aire, o sea agua precipitable en la atmósfera, y durante la próxima semana se esperan vientos del sudeste, los cuales favorecerían la ocurrencia de nuevas precipitaciones, fundamentalmente en áreas serranas de la zona central de la provincia", indicó el meteorólogo de la estación cerrillana del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

El balance de lluvias

En lo que va de la estación lluviosa, la región central del Valle de Lerma acumuló precipitaciones en volúmenes que se ubican levemente por encima de los valores normales.

Nieva recordó que el ciclo que se mide desde mediados de octubre a mediados de abril en Salta cerró el primer mes con un balance deficitario. "En octubre, mes que tiene un promedio histórico de aproximadamente 30 milímetros, no llovió", reseñó. "En noviembre, sin embargo, el volumen de precipitaciones duplicó al promedio que para ese mes ronda en los 60 milímetros", añadió Nieva.

"Si sumamos los registros acumulados en lo que va de diciembre, mes cuyo promedio ronda los 135 milímetros, tenemos hasta aquí un balance que supera los valores normales. De todos modos, enero es el mes con más precipitaciones, con un promedio histórico del orden de los 190 milímetros, y por tanto el que define el balance final de lluvias", puntualizó Nieva.

Tras señalar que desde octubre el aire se mantiene muy cálido y húmedo, el meteorólogo del INTA Cerrillos remarcó que noviembre se caracterizó no sólo por sus elevados registros de precipitaciones, sino también por altas temperaturas, que se ubicaron 4 grados por encima del promedio histórico. "En diciembre las temperaturas volvieron a reacomodarse en los valores normales", acotó Nieva.

Comentá la nota