Pronóstico de enero: diluvian intimaciones

Municipalidad. La intendencia despachó 103 mil amenazas a morosos. Reclama 21,5 millones de tasas de 2009, y 35 mil declaraciones juradas.
Implacable en materia impositiva. Así arrancó el 2010 la Municipalidad de Córdoba, que casi con la sidra de Año Nuevo y contradiciendo lo que juró y perjuró el intendente Giacomino hace un mes, aplicó por decreto una suba general en todas sus tasas del 15 por ciento.

A eso ahora suma un verdadero diluvio de intimaciones: despachó un total de 103 mil para instar a casi 70 mil contribuyentes morosos a que se pongan al día, y al resto a que presenten una declaración jurada que adeudan.

Según reveló el subsecretario de Ingresos Públicos municipal, Fidias Sanz, se distribuyeron 36 mil intimaciones a propietarios que adeudan tasa sobre inmueble de 2009 –un 10 por ciento del total que tributa–, dándoles plazo para ponerse al día con condonación del 100 por ciento de los intereses hasta el 20 de enero. Luego de esa fecha, se les aplicarán los recargos por mora.

A la vez, están llegando a unos 32 mil contribuyentes (también alrededor del 10 por ciento de la base que pasa la tasa) intimaciones para que cancelen deudas de automotores generadas en 2009. En este caso, también tendrán perdón del 100 por ciento de los intereses hasta el 22 de enero, luego, deberán abonarlos en su totalidad.

"En ambos tributos, se trata de gente que venía pagando bien en 2008 y el año pasado se atrasó por algo. Si abonan antes de los vencimientos podrán también recuperar el descuento vigente del 30 por ciento sobre las tasas para 2010, que se aplica sólo a los contribuyentes que no adeudan", explicó Sanz.

El funcionario reconoció que además de dar esa oportunidad a los vecinos, las medidas buscar llevar recursos a la maltrecha caja municipal. La deuda total que se reclama por inmuebles suma 11,5 millones de pesos, mientras que la de automotores asciende a los 10 millones de pesos.

Recategorizaciones. El total de 105 mil intimaciones se completa con otras 35 mil enviadas a propietarios de inmuebles que, habiendo recibido el formulario para describir las características de su propiedad, no lo completaron y lo entregaron al municipio hasta el 31 de diciembre. Con ese documento –tiene carácter de declaración jurada– la comuna espera revisar si cada unidad tributa en la categoría que le corresponde y, si no es así, recategorizarla. La presunción es que muchas viviendas pagan en un nivel inferior al que les corresponde. Al subir en la escala, tendrán un aumento en el tributo.

El formulario llegó a 55 mil titulares de inmuebles, pero sólo 20 mil cumplieron con la obligación –so pena de multa de 100 pesos– de contestarlos y hacerlo llegar a la intendencia. Ante eso, la decisión oficial fue prorrogar el plazo para hacerlo hasta el 29 de este mes. Quienes no lo hagan, recibirán la citada multa.

Los municipales cobraron ayer y les bajó el calorón

Aunque el conflicto estaba latente, los empleados municipales levantaron cualquier intento de protesta porque recibieron ayer sin inconvenientes el depósito del pago de sus haberes correspondiente a diciembre.

Osvaldo Pereyra, uno de los delegado del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem), confirmó la cancelación de los sueldos, pese a los temores por falta de dinero en las arcas municipales. "Afortunadamente pagaron y nos alejaron del conflicto", dijo Pereyra. Y abrió el paraguas: "Este mes viene complicado y es probable que la Municipalidad no pueda abonar en tiempo y forma los sueldos en febrero. Estamos en la puerta de un nuevo problema".

Comentá la nota