Pronosticaron más lluvias en Tartagal

Pronosticaron más lluvias en Tartagal
Así lo anunció para los próximos días el SMN, lo que podría complicar las tareas de ayuda a los pobladores afectados. Piden extremar medidas de higiene para evitar epidemias. La Casa de Salta recibe donaciones.
Tras el alud que arrasó con todo en Tartagal, la localidad salteña podría verse afectada por nuevas lluvias en los próximos días según lo anunció el servicio meteorológico nacional, mientras personal sanitario continúa con medidas que buscan evitar brotes epidémicos, como el dengue.

El anuncio causa temor entre los lugareños ya que complicaría las tareas de ayuda a los pobladores, muchos de los que se quedaron sin casa tras el aluvión. De todos modos, por ahora no peligra el normal desarrollo de las actividades para recomponer la localidad porque no llueve con intensidad: ayer llovió y pudieron retirar las casi 24 toneladas de acero retorcido y rieles doblados que formaban el puente ferroviario arrasado por el aluvión de agua y barro, con lo cual el panorama se mostraba mucho más alentador.

Tras la visita en la semana última de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, muchos de los pobladores reticentes a abandonar el lugar reclaman "soluciones" para reparar sus viviendas, muchas de ellas sin techos o seriamente afectadas.

Precisamente, desde el Gobierno se anunció una inversión cercana a los 150 millones de pesos para rearmar la ciudad y dotarla de gas natural domiciliario (a pesar de producir 223 millones de metros cúbicos al día, carece de ese esencial servicio), dos redes de cloacas nuevas y plantas potabilizadoras. Por su parte, el gobernador, Juan Manuel Urtubey, anunció que se construirán 600 viviendas en Tartagal, para reemplazar las arrasadas.

En tanto, desde el hospital local se indicó que hasta el momento no hay casos confirmados de dengue -infección peligrosa ante este tipo de situaciones- aunque se mantienen a algunas personas "en estudio" de manera preventiva. También pidieron a la población que extremen las medidas de higiene, de manera de evitar cualquier brote infeccioso: evitar el contacto con mosquitos y utilizar los repelentes que se les reparte a los damnificados.

SIGUE LA BÚSQUEDA DE LAS DOS MUJERES. Se trata de Rosa Rivero Alfaro, de 59 años, y Modesta Rivero, de 73, quienes fueron vistas por última vez el lunes pasado, cuando se las llevaba el río Tartagal, desbordado por las intensas lluvias en el sur de Bolivia.

Varios equipos de rescate encabezados por la división canes de la policía salteña rastrillan la zona arrasada. Colaboran también equipos de La Rioja y Jujuy.

"Hemos llegado hasta la zona de Tonono, 40 kilómetros al este de Tartagal, pero no pudimos localizar sus cuerpos; la tarea es muy dificultosa por la gran cantidad de lodo y árboles que arrastró la correntada", dijo el comisario Víctor Copa, a cargo del operativo, a una radio de esa ciudad, 365 kilómetros al norte de la capital salteña.

COLABORAR CON LOS DAMNIFICADOS. Agua mineral, leche larga vida, repelente contra mosquitos, pañales y alimentos no perecederos son los elementos requeridos por la población de Tartagal, según lo informó el titular de la Casa de Salta en la Ciudad de Buenos Aires, Domingo Avellaneda. Las donaciones se reciben en la sede de la entidad, en la avenida Roque Sáenz Peña 933, en el centro porteño.

El representante salteño en la Capital agradeció "la solidaridad del pueblo argentino" por la colaboraciones y destacó la ayuda de "las compañías Aerolíneas Argentinas, Lan y Andes, que llevan la carga en sus vuelos. Se las recibe en Salta y desde allí se llevan en camiones de la provincia hasta Tartagal".

Comentá la nota