Pronostican nuevas tormentas para el Chaco y continúa creciendo el Paraná

Las intensas precipitaciones en la región produjeron el incremento del caudal del río Paraná durante las últimas horas, especialmente en las riberas de las provincias de Chaco y Corrientes, las que sumada a la crecida sostenida que se viene registrando desde hace prácticamente tres semanas, llevó a que por algunas horas el hidrómetro ubicado en el Puerto de Barranqueras alcanzara los 6,50 metros altura dispuesta como el nivel de evacuación.

Si bien en poco tiempo los registros volvieron a su marca del último domingo de 6,48 metros, desde Prefectura Naval Argentina confirmaron que se mantiene la situación de alerta en toda la extensión del río, a partir de que persisten los pronósticos de mal tiempo y los niveles del río continúan con registros altos, tales el caso en Puerto Iguazú donde se estacionó en 24,40 metros permaneciendo a solamente 60 centímetros del nivel de alerta. En este sentido se prevén tormentas para el Chaco durante este martes, lo que provocaría nuevas dificultades.

A partir de esta situación, numerosas familias ribereñas siguen evacuadas y sin saber a ciencia cierta cuanto tiempo más tendrán que estar en estas condiciones, las que los afectó en poco tiempo dos veces ya que en el mes de noviembre también padecieron la creciente del Paraná.

Desde el Servicio Meteorológico Nacional destacan en su informe que hasta el jueves los niveles del Paraná continuarán con estos parámetros, aunque resaltaron que al mantenerse los caudales altos la situación seguirá siendo crítica. Asimismo el último informe emitido ratifica que en el Puerto de Barranqueras se superará el nivel de evacuación y que de registrase precipitaciones las mismas también harán más aporte y dificultarán la situación de la región.

Cabe destacar que ante este panorama, la provincia dispuso hace unos días el plan de evacuación dando cuenta de las escuelas que serán afectadas para tal fin. Al respecto en Resistencia están designados para la evacuación el Centro de Educación Física (CEF) Nº 1 y el Polideportivo Jaime Zapata. En el primero la alimentación estaría a cargo de la Dirección de Fortalecimiento Familiar de la Subsecretaría de Gestión y Articulación Interinstitucional mientras que en el segundo la Subsecretaría de Deportes y Turismo Social proveerá la alimentación.

Al igual que en la emergencia hídrica durante los meses de noviembre y diciembre de 2009, todas las áreas de Desarrollo Social en particular y del Gobierno en general prestan su ayuda para que el Estado pueda llegar a cada familia que lo necesite.

Dentro del Ministerio, la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia cuenta con 30 profesionales de guardia, la Dirección de la Juventud con 20 operadores en terreno y la Subsecretaría de Gestión y Articulación Interinstitucional con 40 agentes, entre asistentes sociales y operadores en terreno.

Comentá la nota