Pronostican una fuerte creciente en el Paraná para el próximo trimestre

Las casi permanentes lluvias en esta parte del continente sudamericano, el sostenimiento de condiciones inestables del sistema meteorológico y la persistencia de aguas altas en toda la cuenca del Paraná pronostica un escenario difícil en el trimestre Febrero - Abril. Gran parte de la zona costera de Corrientes estaría bajo una fuerte presión ya que al aumento constante del Paraná se sumaria el Paraguay, que muestra una clara tenencia positiva en cuanto al incremento de su caudal. El modelo que se esta reproduciendo es muy cercano al histórico, alcanzado en 1983.

Expertos en cuestiones hídricas prevén "el sostenimiento de caudales significativos desde la alta cuenca del río Paraná, con la probabilidad de incrementos mayores durante el trimestre Febrero, Marzo y Abril. La condición hidrológica actual de la cuenca y la perspectiva climática plantean la persistencia del escenario de aguas altas para el resto del verano y comienzos del otoño", teniendo esto "como consecuencia que la situación podría agravarse en todo el tramo argentino del río, afectándose toda la actividad ribereña tanto rural como las zonas urbanas bajas", afirmaron, poniendo el acento en la difícil situación que se esta creando.

Así lo indicaron expertos del Instituto Nacional del Agua, quienes destacaron la probabilidad de lluvias locales sobre el Litoral argentino durante este mes de Febrero, la que podría alcanzar localmente montos significativos. Especialistas del MOySP consideran que la situación se asemeja a la de 1983 cuando el Paraná alcanzo valores máximos históricos. Es que el río se mantiene alto desde Octubre y Noviembre del 2009, y no deja de crecer. Tiene pequeñas bajas, para luego subir, por lo que no se descarta que alcance un rebrote aun mayor en el otoño venidero.

Por su parte especialistas del INA agregaron que "las condiciones de la alta cuenca del río en Brasil se caracteriza, desde el mes de Noviembre, por suelos saturados y embalses en niveles altos, con escasa capacidad de retención. La perspectiva climática indica que se desarrollarían lluvias de normales a superiores a lo normal, con alta variabilidad espacial, sobre la cuenca del río en el trimestre Febrero=Abril. Este trimestre abarca meses en los que habitualmente se producen montos importantes de precipitación", se acoto.

Con este marco, quienes entienden como funciona el sistema alertaron: "El aporte de la alta cuenca continuaría siendo muy significativo, a lo que podría agregarse un aporte en ruta creciente en territorio argentino, agravando la situación de aguas altas ya alcanzada".

El caudal fue aumentando en Enero tanto en la confluencia del Paraná con el Iguazú como en Yacyreta, donde la descarga fue aumentando., En el encuentro con el Iguazú se mostró una tendencia ascendente en al segunda quincena del mes, alcanzando los 27.500 metros cúbicos el 1 de Febrero y quedando oscilando por encima de los 26.000 metros cúbicos por segundo. En Yaciretá, la descarga paso de 25.500 metros cúbicos por segundo a 28.700 metros cúbicos por segundo.

Esta tendencia creciente se esta propagando gradualmente en todo el tramo argentino del río Paraná, sosteniendo los niveles altos por encima de los Niveles de Alerta en todos los puertos de la Provincia. En la ciudad de Corrientes, el 2 de Febrero el nivel del río estuvo en 6,72 metros, siendo el Nivel de Alerta de 6,50 metros y el Nivel de Evacuación 7.00 metros. El máximo histórico se registro en 1983, con 9,04 metros, pronosticándose para el 12 de Febrero que alcance los 6,84 metros.

En tanto, en la ciudad de Goya, el 2 de Febrero el nivel del río estuvo en 5,83 metros, siendo el Nivel de Alerta de 5,20 metros y el Nivel de Evacuación 5,70 metros. El máximo histórico se registro en 1992, con 7,20 metros, pronosticándose para el 12 de Febrero que alcance los 5,94 metros.

También el Paraguay crece

"El aporte del río Paraguay al tramo argentino del río Paraná se encuentra actualmente en el valor normal y se espera que en el trimestre Febrero=Abril evolucionaría por encima de los niveles normales", señalaron expertos del Instituto Nacional Agua. Este pronóstico no deja dudas de las dificultades que se podrían tener en los próximos días si se suman todas estas contingencias.

El río Paraguay esta ya en con los niveles normales para el mes. Las lluvias de Octubre, Noviembre y Diciembre permitieron la recuperación de los afluentes del tramo medio, produciendo un cambio de tendencia desde Noviembre. Durante el trimestre Febrero, Marzo, Abril, se espera que "las lluvias sobre toda la cuenca vuelvan a ser significativas, mayores a lo normal". Por lo tanto "se espera que se mantenga la carga del Pantanal y el aporte del tramo medio e inferior" del río.

En Bahía Negra, descarga del Pantanal, el nivel ascendió en Enero sostenidamente, de 1,36 metros a 2,40 metros. La media mensual fue de 1,82 metros. Las lluvias mencionadas permitieron algunos pulsos de recuperación en el tramo medio del río. En Puerto Concepción, tramo medio del río, el nivel de Enero subió de 2,80 metros a 4 metros.

Los expertos consideran que se observa un incipiente cambio de la tendencia del río, esperando que se acentúe esa tendencia positiva en los próximos meses. En Puerto Pilcomayo el nivel aumento de 2,72 metros a 4 metros. En Formosa, durante Enero, subió de 5,03 metros a 5,61 metros, con un promedio mensual de 5,30 metros, es decir, 70 centímetros por encima del valor normal.

En Brasil no para de llover

En el mes de Enero, las lluvias cubrieron toda la alta cuenca, con acumulados de 300 mm en la cuenca del río Tiete; 280 mm en la del Paranapanema; 250 mm en la del Grande; 210 mm en la del río Iguazú; y 200 mm en la del Paranaiba. Las lluvias sobre la región no regulada por los embalses, incluyendo el aporte directo al embalse de Itaipu, acumularon montos del orden de los 120 mm. "Dada la condición hidrológica previa, estas lluvias sostuvieron los caudales de la alta cuenca, por encima de lo normal", subrayaron desde el Instituto Nacional del Agua.

En Guaira, cola del embalse de Itaipu el caudal alcanzo el 4 de Enero los 20.000 metros cúbicos por segundo, y se mantuvo hasta el 25 de Enero fluctuando en el orden de los 20.500 metros cúbicos por segundo, con una tendencia creciente desde el 25 de Enero alcanzando el 3 de Febrero los 22.700 metros cúbicos por segundo.

El embalse de Itaipu, último reservorio del sistema de embalses, se mantiene desde fines de Octubre con un nivel fluctuante alto, a embalse lleno, y con descargas importantes, oscilando actualmente en los 24.500 metros cúbicos por segundo. El promedio mensual fue de 22.400 metros cúbicos por segundo, un 16 por ciento mas que en Diciembre.

Expertos del INA prevén precipitaciones de normales a superiores a lo normal, con alta variabilidad espacial, en el Litoral argentino, Republica Oriental del Uruguay, Este del Paraguay y Sur de Brasil. El verano es la estación de mayores precipitaciones sobre las cuencas del Paraná y Paraguay en Brasil. Las mismas podrían generar nuevas ondas de crecidas que se propagarían sobre el río en territorio argentino agravando al situación actual. También se prevén precipitaciones en el Litoral argentino que pueden generar crecidas en los afluentes de las provincias argentinas.

Se destaca que todos los puertos sobre el río Paraná se encuentran actualmente con niveles por encima de los niveles de alerta y aproximándose a los niveles de evacuación, subrayándose asimismo la persistencia de posibles lluvias dentro del patrón normal en el Noroeste argentino, Sur de Bolivia y Oeste del Paraguay.

Comentá la nota