Pronostican un dólar a 4,20 para 2010

Distintos estudios sostienen que el Fondo del Bicentenario anunciado por el Gobierno nacional puede generar una mayor inflación en el país. La intención de pagar la deuda con reservas del Banco Central dispararía al billete verde sobre los 4 pesos.
A mediados de este mes, el Gobierno nacional, mediante decreto, anunció la creación del Fondo del Bicentenario para pagar la deuda externa utilizando reservas del Banco Central.

Si bien la medida generó mucha polémica y críticas de distintos sectores, ya que la administración de Cristina Kirchner va a tener que "meter la mano" en los fondos Banco Central, también se vislumbra una realidad económica preocupante para 2010.

Desde el Instituto de Desarrollo Social (IDESA), un centro de estudios multidisciplinario especializado en temas económicos sostienen en su último estudio que el Fondo del

Bicentenario se transforma en un cobro de impuesto que puede generar inflación.

"La idea de utilizar reservas para financiar el Tesoro no es nueva y era predecible en un país que, en la mayor parte del segundo centenario, se ha caracterizado por envilecer la moneda para financiar los excesos de gasto público", sostiene el informe de IDESA al que tuvo acceso Hoy.

El informe indica que, a través del decreto para el Fondo del Bicentenario, se modifica la ley de Convertibilidad (todavía vigente) en la parte que establecía que el Banco Central no podía utilizar reservas para pagar deuda del Tesoro nacional.

La modificación trae como consecuencia que desde ahora el Banco Central puede utilizar las reservas que excedan al 100% de la base monetaria con la finalidad de pagar deuda del Tesoro.

En ese sentido, el centro de estudios alerta que la inflación -que viene de la mano con esta norma- obliga a devaluar y la devaluación genera "reservas de libre disponibilidad" que son las que permiten cubrir el déficit fiscal que, a su vez, genera más inflación.

Entonces, si en 2010 la inflación ronda el 20% y el Banco Central induce un aumento del tipo de cambio llevándolo a, por ejemplo 4,2 pesos por dólar, automáticamente se genera un aumento de las "reservas de libre disponibilidad" de 68.300 millones pesos a 87.000 millones pesos.

El estudio sostiene que esto se trata de un aumento de "recursos públicos" de 18.700 millones de pesos que se generan por el sólo hecho de devaluar para compensar la inflación. Es un monto similar a la recaudación del impuesto al Cheque.

"El Fondo del Bicentenario constituye un artilugio contable que le permite al Estado apropiarse de recursos en base a cobrar impuesto inflacionario a toda la población", afirma IDESA.

Seguidamente, se saca la conclusión de que en Argentina "el déficit fiscal lleva a inflación", y "con inflación necesariamente hay devaluación".

No sólo eso, "con devaluación se aumentan las ‘reservas de libre disponibilidad’ medidas en pesos que son las que el decreto (del Fondo para el Bicentario) habilita a utilizar para cubrir los desequilibrios del Tesoro nacional".

A mediados de septiembre, Hoy anunció que el dólar para 2010 llegaría a los 4,20 pesos. Por esos días, el ministro de Economía de la Nación, Amado Boudou, estaba por presentar el presupuesto nacional para 2010 y se vislumbraba que el dólar podía superar los 4 pesos. Sin embargo, el tema quedó planchado y ahora -a días para el nuevo año- parece reflotar.

Un dólar alto impulsaría más la inflación. Pero, al mismo tiempo, puede mutilar el poder adquisitivo de los trabajadores, ya que los productos básicos subirían sus precios, sin que ello esté acompañado por un aumento de sueldos en los bolsillos de los argentinos.

Los planes del Gobierno con el Fondo del Bicentenario serían tener un dólar a 4,20 pesos, para así tener mayor número de reservas de libre disponibilidad para pagar la deuda a los acreedores externos. Esto lo pagaría el bolsillo de todos los argentinos.

Comentá la nota