Pronostican un clima más hostil, con tormentas más fuertes y en lugares donde antes no ocurrían

Lo establecen las previsiones meteorológicas y climáticas. Hasta febrero los fenómenos podrían registrarse en la ciudad y localidades del interior
Las probabilidades de tormentas intensas con vientos fuertes y caída de granizos se mantendrán hasta febrero, según las proyecciones meteorológicas y climáticas para Formosa y toda la región.

El meteorólogo y profesor de la Universidad Nacional de Formosa Antolín Ernesto Moral elaboró para La Mañana un completo material que hace referencia a las tendencias climáticas hasta fin de año y los primeros meses de 2010.

De acuerdo a las tendencias elaboradas hasta diciembre de este año por el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI), se prevén valores de temperaturas promedio superiores a los 35 y 40 grados sobre la normal. Las precipitaciones para la región prevén valores probabilísticos entre 35 y 40% superiores a los promedios estadísticos.

"Ello no significa que puntualmente en sectores dispersos o aislados de la región puedan variar esas previsiones, por ello se recuerda que las mismas están enmarcadas dentro del concepto de tendencias, por lo que está contemplado un margen de error en más o en menos, atento a la gran variabilidad con que el sistema climático se presenta en los últimos años", dijo Moral a este medio.

Además no descartó la ocurrencia de eventos meteorológicos violentos, con tormentas de intensidad variable.

"Con relación al Fenómeno ENSO (El Niño Oscilación Sur), el mismo se encuentra manifestado en el Pacífico ecuatorial, donde se han estado observando anomalías positivas de la temperatura de la superficie del mar, aumentando los procesos convectivos, los cuales generarían fenómenos meteorológicos importantes. El IRI mantiene las probabilidades entre 85 y 90% de que dicho evento se mantenga hasta febrero del 2010 para ir estabilizándose gradualmente durante el resto del año. Dentro de dicho periodo es altamente probable la ocurrencia de fenómenos meteorológicos significativos, tales como tormentas de intensidad variable con probables ocurrencias de granizo y vientos fuertes, fenómenos éstos que pueden registrarse en sitios donde no se tenga información y que además se están produciendo con una frecuencia cada vez mayor", remarcó.

Mucho calor

A las 16 de ayer se registró la temperatura máxima en lo que va del año con 38º y una sensación térmica que alcanzó los 40 en la ciudad; mientras que en Las Lomitas la temperatura fue de 42º y la térmica rondó los 50º.

Para mañana se espera el ingreso de una perturbación atmosférica que generará precipitaciones, algunas de ellas pueden ser intensas con probables ráfagas de vientos del sur y moderado descenso de las temperaturas.

Moral explicó que esta inestabilidad atmosférica es probable que persista hasta el próximo fin de semana. Mientras que hasta hoy las temperaturas en la región continuarán elevadas.

Los pronósticos a corto y mediano plazo, según el Centro Nacional para la Predicción Ambiental del Servicio Meteorológico de la NOAA, indica que hasta el 8 de este mes las precipitaciones en la región presentan probabilidad de ocurrencia en el norte y franja oriental de Formosa, centro y este de Chaco, sur del Paraguay, Corrientes y sur de Misiones, con montos que podrían totalizar en este periodo entre 100 y 200 milímetros.

En tanto que las temperaturas para el norte del Chaco, Formosa, Paraguay, noreste de Corrientes y sur de Misiones, se prevén temperaturas medias entre 25 y 30º C y para el resto de la provincia de Chaco y Misiones, Corrientes y sur de Formosa del orden de los 20 a 25º C. Estos valores promedio en el periodo considerado están indicando que los máximos serán importantes.

"Entre el 8 y 16 de noviembre las precipitaciones previstas indican para nuestra región totales entre 5 y 20 mm, salvo la zona de las nacientes del río Bermejo, que podría totalizar entre 80 y 125 mm. Se recuerda que se está iniciando el periodo de lluvias en el sur de Bolivia y noroeste argentino, lo que conlleva a un gradual incremento de caudales especialmente en el río Bermejo y que irá afectando lentamente las riberas de Chaco y Formosa pero especialmente iniciando el año 2010", explicó.

Para la alta cuenca del Paraná y afluentes se espera que totalice en este periodo entre 100 y 200 mm, indicando la necesidad de mantener una alerta preventiva en la crecida de los ríos del noreste argentino.

Las temperaturas para este periodo en Paraguay, Chaco y Formosa rondarían promedios entre 20 y 25º C y entre 15 y 20º C para Misiones y Corrientes.

"Téngase presente que estos valores mencionados son promedios para el periodo considerado. Ello significa que algunos días se presentarán más calurosos, lo que quiere decir que se producirán valores muy próximos a los 40º para el primer periodo con sensaciones térmicas muy elevadas", concluyó.

Comentá la nota