Pronostican aumentos en la siembra de soja y algodón para el departamento Chacabuco

CHARATA (Agencia) - Las lluvias de bajos milimetrajes y en formas de chaparrones continúan registrándose en el departamento Chacabuco y generan esperanzas en los productores, que analizan desde hace varias semanas alternativas de implantación para la próxima campaña. Varios ya siembran algodón y, algunos adelantados, optan por la soja. Con este panorama, desde el Ministerio de la Producción pronosticaron un incremento del 10 por ciento en el área sojera y de un 25 por ciento en la superficie del textil.
Entre la madrugada y la tarde del domingo cayeron en la ciudad 14 milímetros, que se suman a los 45 acumulados desde la semana pasada. En las localidades del sudoeste los milimetrajes fueron similares, y oscilaron entre 20 (General Pinedo) y 8 (en Corzuela).

Tras una prolongada sequía que castigó severamente los suelos de la zona, la humedad lograda con las últimas lluvias hace posible la implantación de cultivos de estación, aunque con algunas precauciones. En este sentido, especialistas advirtieron que antes de realizar la siembra, cada lote debe ser analizado para calcular el nivel de penetración del agua en el perfil.

El ingeniero agrónomo Luis Silva, delegado extensionista para el Departamento Chacabuco del Ministerio de Producción del Chaco, adelantó que el grueso de la soja se sembrará de manera regular desde la primera semana de diciembre, y estimó que el área podría incrementarse en el departamento Chacabuco, ya que la siembra antecesora en esos lotes el girasol cubrió una mínima superficie.

"La superficie pendiente que quedó de girasol será cubierta por otros cultivos y, dentro de las alternativas, la soja cubrirá la mayor extensión", estimó. Asimismo, adelantó que el área algodonera en esta zona también crecerá, aunque seguirá cubriendo una menor superficie que la oleaginosa. También las rotaciones aumentarán con la mayor área que podría destinarse a sorgo y maíz, aprovechando las tierras que el girasol dejó libres.

Pese a que el grueso de la soja se implantará en diciembre, el delegado no descartó las siembras tempranas —durante noviembre— de algunos lotes con sojas de otros ciclos.

"Es alentador el presente que estamos viviendo en esta semana", valoró el ingeniero Silva. Así, dijo que lo más beneficioso sería recibir lluvias regulares en las próximas semanas, de 30 a 50 milímetros, para continuar con la recuperación de los suelos afectados por el largo período de sequía.

"El suelo difícilmente brindará un soporte para el cultivo con tan bajos milimetrajes, más allá de las últimas semanas donde estamos recibiendo lluvias de día de por medio de 20 o 30 milímetros", analizó el delegado.

Los números

Según estimaciones oficiales de la delegación local del Ministerio de la Producción, el área sojera podría crecer un 10 por ciento durante la campaña 2009/10, con lo cual la superficie rondaría las 80 mil hectáreas. En tanto que en algodón, los pronósticos hablan de un incremento del 25 por ciento en la superficie a implantar, con lo cual se sembrarían unas 11 mil hectáreas.

Recorrer los lotes

El ingeniero Silva reveló que el promedio de precipitaciones en la zona abarcó un margen de 50 y 55 milímetros, hasta 80 en algunos sectores más beneficiados.

Dada esa franja de milimetrajes y la disparidad, recomendó a los agricultores recorrer sus lotes, tener en cuenta el historial de cada uno, con los trabajos recientes realizados sobre los suelos, y evaluar cuánta humedad penetró en el perfil. Con todos esos elementos y el asesoramiento de un profesional, el productor estará en condiciones de iniciar la siembra.

Comentá la nota