Se promulgó la ley que crea el Servicio Penitenciario.

Es la ley que margina a la Policía Provincial del cuidado de los internos que esperan juicio o cumplen condena.
El Poder Ejecutivo promulgó la ley 777 mediante la cual se procede a la creación del Servicio Penitenciario de la Provincia y con ello la puesta en marcha de una nueva estructura en el Estado, que quedará bajo la órbita del Ministerio de Gobierno, Coordinación General y Justicia.

Esta nueva dependencia será la única encargada de la custodia y guarda de los internos procesados y de las personas sometidas a ejecución de las penas privativas de libertad que se encuentran a disposición del Sistema de Justicia Provincial.

Una vez reglamentada y con la plena vigencia de esta ley -que fue promulgada por decreto 115/09-, el personal policial quedará marginado de tener a su cargo la custodia de los detenidos e incluso de aquellos que esperen un proceso judicial; debiendo derivar en forma inmediata al Servicio Penitenciario toda persona que, por causa judicial deba estar privada de su libertad, esperando su enjuiciamiento.

Cabe resaltar que esta ley se limita a establecer la estructura y organización del servicio a cargo de los detenidos, sin dictar normativas respecto al personal que en él se desempeñe; para lo cual se aplicará en forma supletoria la ley provincial 735, por la cual rige la organización del personal de la Policía de la Provincia.

El personal que sea afectado a esta nueva estructura «no estará armado en su trato diario y directo con los internos» indica la ley, subrayando que el «uso del armamento queda expresamente limitado a las circunstancias excepcionales en que sean indispensables utilizarlas con fines de prevención o por peligro inminente para la vida».

La estructura

La ley de creación del Servicio Penitenciario establece que bajo la órbita del Ministerio de Gobierno se creará una Dirección Provincial que será ocupada por un funcionario designado por el Poder Ejecutivo, imponiendo la condición que debe ocuparla una persona que tenga título universitario en formación penitenciaria.

También habrá un subdirector provincial, que designará el Gobierno y que deberá tener también formación en materia penitenciaria. El sueldo que cobrarán estos dos funcionarios será equivalente al que cobra el jefe y subjefe de Policía.

La estructura se completará con el nombramiento de los siguientes cargos:

-Director de Recursos Humanos y Seguridad Penitenciaria.

-Director de Trato y Tratamiento.

-Responsable del departamento de Administración Económica y Financiera.

-Responsable del departamento de Infraestructura y Construcciones Penitenciarias.

-Un funcionario a cargo de la División de Asistencia Médica.

-Un titular de la Secretaría General.

-Un responsable de la Asesoría Jurídica.

Comentá la nota