Promueven una ley para remover trabas al endeudamiento público

El oficialismo, con apoyo opositor, intenta suspender la aplicación de la "responsabilidad fiscal"
Los diputados del oficialismo, con el respaldo de la Casa Rosada y de la mayoría de los gobernadores -incluso de signo opositor-, presentará hoy un proyecto de ley que liberará a la Nación y a las provincias de las restricciones que hoy impone la ley de responsabilidad fiscal en materia de gasto público y endeudamiento. De aprobarse la norma, ese relajamiento fiscal se extenderá este año y el próximo.

La iniciativa, que elaboró la diputada oficialista Patricia Fadel (Mendoza), comenzará a ser debatida la semana próxima en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, anticiparon a LA NACION encumbradas fuentes oficialistas.

El apuro responde a la difícil situación fiscal que atraviesan varias provincias, en especial Buenos Aires, lo que explica que el proyecto lleve las firmas no sólo de diputados oficialistas, sino también de colegas de la oposición, entre ellas, las de representantes del gobernador socialista Hermes Binner (Santa Fe) y del radical Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca).

El proyecto promete generar polémica, pues libera a la Nación y a las provincias, por este año y el próximo, de las restricciones en materia fiscal y de endeudamiento que establece la ley de responsabilidad fiscal. Esta norma fue sancionada en 2004 y se la presentó en su momento como una iniciativa modelo en materia de transparencia y gestión pública, pues establece límites precisos en lo referido al gasto, ingresos y endeudamiento. Además, obliga a la Nación y a las provincias a preservar equilibrio fiscal en el presupuesto.

Cambios transitorios

"El nuevo contexto, signado por la crisis internacional y la reciente emergencia sanitaria, impone modificaciones transitorias [a la ley de responsabilidad fiscal]", sostuvo Fadel. Pero de inmediato una luz de alarma se encendió en la oposición. "Es una mala señal, que se choca de bruces con la intención del Gobierno de retornar a los mercados internacionales", advirtió Jorge Sarghini, del PJ disidente.

Con la sanción de esta ley, el oficialismo apunta a un doble objetivo: primero, darles mayor oxígeno a las provincias, al tiempo que la Nación se consolida como su principal prestamista -lo que permitiría a la Casa Rosada preservar su presión política sobre ellas-. El segundo objetivo es aplacar la embestida que iba a desatarse en el debate del presupuesto 2010: legisladores opositores e incluso del kirchnerismo tenían previsto reclamar más recursos a las provincias, atento a la situación de rojo fiscal en muchas de ellas. El oficialismo espera que con este relajamiento fiscal el presupuesto se apruebe sin mayores inconvenientes.

El proyecto de ley que elaboró Fadel propone suspender temporalmente las siguientes restricciones:

* Control del gasto público: la actual ley dispone que la suba del gasto público primario, tanto de la Nación como de las provincias, no podrá superar la tasa de aumento nominal del PBI. Con este proyecto, este límite ya no regirá.

* Equilibrio financiero: de aprobarse el proyecto, esta condición no será obligatoria en los presupuestos de la Nación y de las provincias.

* Deuda: la actual ley prohíbe a las provincias y a la Nación destinar deuda y el producido de ventas de activos fijos a gastos corrientes. Ahora esa restricción se suspende.

* Límite para el endeudamiento: la ley de responsabilidad fiscal dispone que los servicios de la deuda pública no deben superar el 15% sobre los recursos corrientes. Con este proyecto, se podrá superar ese límite.

Esta iniciativa, ideada por el gobernador de Mendoza, Celso Jaque, y un grupo de gobernadores, tuvo anteayer el aval de la Casa Rosada y se impulsó con el apoyo de diputados que representan a gobiernos provinciales de signo opositor. Ya estamparon su firma, por caso, Silvia Augsburger (Partido Socialista-Santa Fe) y Genaro Collantes (Frente Cívico y Social-Catamarca).

El proyecto también fue acompañado por diputados por Tierra del Fuego, Río Negro y Neuquén, y, según pudo averiguar LA NACION, el oficialismo hacía anoche ingentes esfuerzos por sumar la firma de Pro, en representación del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri.

El proyecto

* En rojo. Ante la complicación en las cuentas fiscales de gran parte de las provincias, el oficialismo busca un acuerdo para suspender la aplicación de la ley de 2004 que ponía límites al endeudamiento y obligaba al equilibrio financiero.

* Idea kirchnerista. La iniciativa fue presentada por la diputada mendocina Patricia Fadel, que responde al gobernador de su provincia, Celso Jaque. Cuenta con apoyo de la Casa Rosada y de gobernadores opositores, como Hermes Binner (Santa Fe).

* Gasto público. La ley vigente impone límites al crecimiento del gasto de acuerdo con la suba del producto bruto. Si se aprueba la reforma, se autorizará a esquivar esa restricción.

* Deuda. La "responsabilidad fiscal" impuso un límite del 15 por ciento para los intereses de la deuda sobre los resultados corrientes de la provincia. También podría eliminarse ese punto, de manera temporal.

* Otra época. En 2004, cuando se sancionó la ley, el kirchnerismo la presentó como un "modelo de transparencia y gestión pública". Fue una de las banderas del matrimonio Kirchner en las sucesivas campañas electorales, en las que consideraban "intocable" el concepto de orden fiscal.

Comentá la nota