Dan promoción para hacer un hotel que ya existe

Se trata de la bodega Valle Perdido y el "wine resort" de igual nombre. La firma tenía una deuda con el BPN cercana a los $ 25 millones. Por un decreto de Sapag y Bertoya será promovida la ampliación.
El gobierno provincial le otorgó a una bodega de El Chañar fuertes exenciones impositivas para fomentar la ampliación de las instalaciones y la construcción un hotel de cinco estrellas asociado a la planta. Pero ambas obras se terminaron a principios de este año, financiadas en parte con dinero que le había dado también el Estado neuquino a través del Iadep.

Se trata de la bodega Valle Perdido y el "wine resort" del mismo nombre, propiedad del abogado porteño Fernando Muñoz de Toro. Hace dos años, Muñoz de Toro y su esposa, Virginia Alimonda, compraron la bodega Lamberg, que ya tenía 150 hectáreas plantadas y estaba comenzando a producir. La empresa, Muñoz de Toro Patagonia SA, tenía planeado en el 2006 destinar 45.000.000 de pesos a la operación de compra y a la ampliación de la planta y un hotel 5 estrellas.

La bodega tenía una deuda con el Banco Provincia de Neuquén cercana a los 25.000.000, por un crédito otorgado por el Iadep. Al año siguiente, ésta y el resto de las industrias vitivinícolas de la provincia se beneficiaron con una nueva línea de créditos para la actividad y con la refinanciación de sus obligaciones. La bodega está exportando vinos desde el 2007 y el hotel, con spa y detalles de lujo casi inéditos en la zona, se inauguró a mediados de este año.

Según los datos oficiales, Muñoz de Toro invirtió casi 24.000.000 de pesos en la ampliación y en el hotel. La empresa, el abogado y su esposa aparecen como aportantes de la campaña presidencial de Jorge Sobisch y de los candidatos a legisladores nacionales del MPN.

Mediante el decreto 2.185, del 2 de diciembre pasado, el gobernador Jorge Sapag y el ex intendente de El Chañar Leandro Bertoya, actual ministro de Desarrollo Territorial, le otorgaron a Muñoz de Toro la promoción económica para la ampliación de la bodega y el hotel.

En la norma se cita que "según la Dirección General de Industria, (las obras) se hallan en avanzado estado de ejecución restando la habilitación definitiva y puesta en funcionamiento del hotel".

A mediados de noviembre, Muñoz de Toro Patagonia difundió que "la prestigiosa revista de turismo internacional ´Travel+ Leisure´ seleccionó a Valle Perdido Wine Resort entre los diez hoteles más atractivos y novedosos del mundo inaugurados en el año 2008". A pesar de todo, Muñoz de Toro y Bertoya firmaron un convenio que establece:

* Exención del impuesto de Sellos para "los actos, contratos u operaciones que celebre a raíz del proyecto que se promueve".

* Exención de Ingresos Brutos sobre "la producción de uvas para vinificar, la industrialización de la misma para la producción de vinos y la actividad hotelera".

* En el caso del impuesto Inmobiliario, la exención alcanza "los inmuebles o mejoras gravadas correspondientes al proyecto" de ampliación de la bodega y construcción del hotel".

La empresa comprometió garantías por 293.313 pesos a favor de la provincia.

Comentá la nota